La clásica Carrera del Turrón se disputó este domingo Peñaranda de Bracamont. La prueba, a camino entre el deporte y lo lúdico, estuvo conformada por un recorrido en el que los corredores transitaban por las calles y plazas más emblemáticas de la localidad salmantina.

Unas 1.500 personas de todas las edades, desde benjamines hasta los de categoría absoluta, participaron de una carrera cuya distancia oscila entre los 600 metros para los más pequeños hasta los 4 kilómetros para los más mayores. Los participantes recibieron como obsequio la típica barra de turrón.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído