El Peñaranda parece este curso un equipo de rachas. Comenzaron su temporada sin ganar ninguno de sus primeros siete partidos, entre febrero y marzo encadenaron cuatro victorias consecutivas que le alejaron del descenso, y en estos momentos se encuentran inmersos en un mal momento que les puede acercar de nuevo a la zona baja de la tabla. Los de Peque acumulan cuatro derrotas consecutivas, y para poner fin a la mala racha se miden a la Gimnástica Medinense, equipo que pareció estar desahuciado pero al que tres victorias consecutivas le han dado bastante vida.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído