La plantilla de la Unión Deportiva Salamanca compartió este jueves mesa y mantel y comió con el que hasta el pasado domingo fue su entrenar, Gorka Etxeberría. En un almuerzo de despedida al donostiarra, que no ha sentado demasiado bien en algunos estamentos del club al entenderse que quedan tres días para el próximo partido y que se podía haber hecho antes, los integrantes del primer plantel han aunado también fuerzas para luchar por el objetivo final, el meterse en playoff.

El entrenador vasco no quería que trascendiera demasiado la comida y prohibió al fotógrafo de este diario el poder inmortalizar el momento dentro del restaurante, al parecer, porque no se querían malinterpretaciones.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído