Antonio Hidalgo y la plantilla de la Unión Deportiva Salamanca mantuvieron este viernes una reunión en vestuarios y antes de que diera comienzo el entrenamiento de los charros en la que el empresario quiso dar ánimos a los futbolistas y explicarles la situación actual de la entidad y que cobrarán todo lo que se les debe hasta el 30 de septiembre.

Hidalgo no había mantenido una reunión de lleno con los futbolistas, por lo que este viernes hizo lo propio, aunque su plantilla ya tenía las palabras del pasado domingo de su hermano Juan José en la comida que el presidente de Globalia pagó en Madrid.

El club, que ya camina en la normalidad del día a día, espera, como ha manifestado Hidalgo, que el rendimiento del plantel siga siendo el mejor y que con ilusión y modestia se pueda conseguir algo grande esta campaña.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído