Gran contratiempo para la portería unionista, ya que el guardameta Darío ha recaído tras el entrenamiento de esta tarde de la lesión de muñeca que venía padeciendo. Tras jugar infiltrado durante varios partidos, el dolor no ha remitido e incluso ha ido aumentando hasta llegar a un límite incompatible con la actividad deportiva.

Darío no ha podido completar el entrenamiento de hoy y ha acordado en consenso con la parcela médica del club parar durante unas semanas hasta curarse completamente y poder entrenar y competir en plenitud de condiciones.

El club mueve ficha

La incertidumbre en cuanto a la duración de lesión de Darío hacen que el club se vea obligado a buscar un sustituto. La dirección deportiva está peinando desde este momento el mercado en busca de un nuevo guardameta, que ocuparía la ficha que aún queda vacante. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído