Rayco ‘abre la puerta grande’ del Reina Sofía

El canario hizo los dos primeros goles de la victoria de Unionistas ante el Extremadura

Rayco celebra el 1-0 ante el Extremadura / FOTO SALAMANCA24HORAS.COM
Rayco celebra el 1-0 ante el Extremadura / FOTO SALAMANCA24HORAS.COM

Faena inmejorable de Unionistas. En mitad de un ambiente torero en la ciudad, Unionistas salió por la puerta grande del Reina Sofía. Los blanquinegros ganaron por 3-0 al Extremadura con Rayco, que prendió la mecha, como figura con dos goles en el cuarto de hora inicial. Fernando Román hizo el tercer tanto de cabeza.

El once de Dani Mori escondía dos novedades. La primera, en el lateral izquierdo con Salinas por Borja; la segunda, Rayco por Montes. El resto, Salva bajo palos; Marín, Ramiro y Fernando Román junto a Salinas en la defensa; Acosta, Nespral, Íñigo y el ‘titular’ Rayco en la medular; y De la Nava y Espina en la punta del ataque.

El duelo medía a un equipo con la moral alta y al alza y a otro en problemas económicos y deportivos. Si además se suma la caldera del Reina Sofía (con 2.223 espectadores), el resultado fue inmejorable para Unionistas.

El plan de partido de los de Mori fue impecable. Íñigo Muñoz encontró una autopista por la banda derecha ante un Morcillo incapaz de contener la situación. Pero los focos fueron para Rayco. A los nueve minutos, controló con el pecho un balón y superó a Casto en la salida. La pelota la despejó un defensor pero el línea decretó gol al superar la pelota la línea de gol.

No tardó en volver a gritar Rayco. Ni el Reina Sofía. Íñigo superó de nuevo a Morcillo con facilidad y su pase, al punto de penalti, lo mandó al fondo de las mallas Rayco.

En plena oleada blanquinegra, el Extremadura resistía a duras penas. Casto evitó el 3-0 de Íñigo tras un pase de De la Nava. El trabajo del ‘10’ y de Espina fue magnífico y regaló numerosos espacios a Rayco.

A la media hora, una jugada de balón parado, botada por Nespral, sirvió para que Fernando Román demostrase su poderío aéreo e hiciese el 3-0 con un remate inapelable. Incluso Marín pudo hacer el cuarto, pero Casto voló para evitar males mayores a su equipo.

El pitido del colegiado, tras los cuarenta y cinco minutos de duelo, solo certificaba la comunión ‘equipo – afición’. Un binomio poderoso.

El arranque de segunda mitad llegó con una doble ocasión para Unionistas. Primero, De la Nava no llegó por muy poco a un centro de Íñigo Muñoz; en el córner, Nespral lo intentó de forma directa.

Pero el ritmo bajó. Los blanquinegros se sabían ganadores. También Mori. El técnico metió a la hora de partido un triple cambio. De Miguel, Mier y Pitu entraron por Espina, De la Nava e Íñigo.

Poco después, el que se marchaba era Rayco. El Reina Sofía se puso en pie para ovacionar al canario (le sustituyó Montes). Y, en el tramo final, la afición de Unionistas, consciente de la situación del equipo visitante, ovacionó con gritos de ‘Extremadura, Extremadura’ a los aficionados rivales.

El Reina Sofía no era La Glorieta pero seguía de ovación en ovación. La penúltima, para Nespral. La última, como no, para el equipo. Siete de nueve. Unionistas va muy en serio. Mucho más con la ‘caldera’ del Reina Sofía empujando.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído