Cuando Luis Rubiales llegaba a la Real Federación Española de Fútbol en 2018, lo hacía con varias intenciones. Una de ella, poner el foco en la situación económica de los clubes para evitar irregularidades.

Por eso, según informa El Día de Córdoba, el máximo organismo del balompié nacional ha intervenido en el proceso de venta del Córdoba Club de Fútbol para evitar que un posible nuevo dueño haga desaparecer la entidad sin pagar sus deudas para fundar otra con los mismos símbolos y que compita en Segunda División B.

La Real Federación Española de Fútbol considera fraudulenta esta maniobra y avisa de que se opondrá a todas las operaciones que persigan este fin.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído