El Salamanca CF UDS suma un punto en Pontevedra y llega a la última jornada con un hilo de vida

Telles empató el choque a uno en el arranque de la segunda mitad

Álex González y Álex Menéndez FOTO CRISTINA SAIZ (PONTEVEDRAVIVA)
Álex González y Álex Menéndez FOTO CRISTINA SAIZ (PONTEVEDRAVIVA)

Un punto logró el Salamanca CF UDS en Pasarón ante el Pontevedra (1-1). Solo la jornada final dictará si le sirve de algo al equipo de María Hernández o no para salvarse en la categoría. Los charros empataron a uno ante el conjunto granate con un gol de Telles en el minuto 54 de partido.

El once inicial de María Hernández solo tenía una sorpresa: la entrada de Manín por Juancho. El resto, lo habitual: Salcedo bajo palos; Gustavo, Menéndez, Arencibia, Murua y Kristian en la zaga; Amaro, Diego Benito y Telles en la medular; y Manín junto con Ribeiro en punta.

El Pontevedra dejó claro lo que se jugaba en el arreón inicial. Cien segundos tardó en adelantarse el equipo granate. Calvillo conduce en campo contrario, abre a Rufo y el centro de este lo manda a la red Álex González, que le ganó la partido a Gustavo.

Con ventaja en el marcador, Álex González buscó sorprender desde campo propio a un adelantado Salcedo. Por suerte para los charros, la pelota no encontró dirección portería.

El Salamanca CF UDS respondió con un gran disparo de Amaro desde la frontal que no fue gol debido a la gran estirada de Cacharrón. Los charros mejoraban en su juego pero el Pontevedra seguía metiendo miedo en el balón parado.

Soto avisó con un testarazo que se fue fuera por poco y, a la media hora de partido, Salcedo evitó el 2-0 de Churre con una mano providencial cuando Pasarón ya cantaba gol. Del posible 2-0 se pudo llegar al 1-1, pero Manín se topó con Cacharrón en un balón muerto dentro del área.

El arranque de la segunda parte del Salamanca CF UDS fue muy bueno. No solo por el golazo de Telles desde la frontal para poner el 1-1, sino porque los de María Hernández tuvieron la pelota, la movieron con criterio y metieron atrás al Pontevedra.

Cuando mejor pintaba el partido para los charros, a quince minutos para el final, se diluyó el equipo de María Hernández. Los locales comenzaron a tener el balón, a sentirse cómodos y a ver cómo los minutos pasaban para quedarse con el ascenso prácticamente finiquitado. La victoria del Marino de Luanco ante el Unión Adarve deja con un hilo de vida al Salamanca CF UDS, pero todavía tiene opciones en la jornada final.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído