El Santa Marta pone un pie en Tercera después de llevarse el derbi a falta de tres minutos. Puerto desniveló el partido lanzándose con todo dentro del área pequeña.

La primera parte tuvo emoción. Más que fútbol. El Santa Marta salió más fuerte. Víctor Abajo desperdició a los seis minutos un envío de Palomi desde la izquierda. El capitán tormesino, con todo a favor, mandó su cabezazo arriba. Y Rober tuvo que mandar a córner una buena internada de Ramajo.

Pero cuando el Ciudad Rodrigo encontró a Marcial, el signo del partido cambió. El delantero visitante comenzó a crear peligro recibiendo de espalda. De hecho, a la media hora se giró en la frontal y su disparo impactó en la mano de Gallego. El árbitro decretó el punto fatídico y amarilla. Aunque bien pudo ser expulsión. Exkuy golpeó el penalti arriba, tanto que su chut se perdió por encima del larguero.

A partir de ahí volvió el control del Santa Marta. Ramajo estrelló un centro chut en el travesaño y Ángel, desde fuera del área, soltó un zurdazo que lamió el palo de la portería mirobrigense.

En la segunda mitad, el Santa Marta se mostró más cómodo. Tuvo el balón ante un Ciudad Rodrigo que se metió atrás para intentar evitar el tanto tormesino. A falta de viente minutos, el portero Manu fue a sacar, se le escapó el balón y Puerto lo estrelló con el  larguero.

Los locales tenían el balón pero no creaban demasiado peligro. La salida de Quirós fue determinante. Ganó todas las disputas aéreas y dio el gol. Un balón largo de Dela que toca el delantero y Puerto se tira con todo para empujarlo a la red. Locura tormesina y amargura mirobrigense.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído