La selección dirigida por el salmantino Manuel García Ramiro no ha dejado de cosechar éxitos desde que sus jugadores de Kickboxing fueran seleccionados para el Campeonato del Mundo de Grecia. Ocho han sido las medallas de Oro cosechadas en esta edición más otras dos de bronce, lo que supone todo un orgullo para la escuela Élite. SALAMANCA24HORAS se ha desplazado hasta allí para conocer cómo se forja un campeón. 

Ricardo Huerta Cantero y Manuel García Sánchez han hecho pleno al Oro con las tres medallas que cada uno ha ganado durante este campeonato. Carlos Carrasco López y Miguel Ángel López Gil, también se hicieron con la suya. Las dos de bronce fueron para Eduardo Pérez Cruz y Laura Vicente Ramos. La selección dirigida por Manuel García Ramiro trabaja con una filosofía cargada de valores, no sólo el éxito dentro del plano deportivo, sino del profesional. Sus jugadores compaginan deporte y estudio. Dentro de la competición no dejan de lado la ética, porque para ellos la psicología, los principios y los valores son fundamentales para cumplir sus sueños: “Lo podemos resumir con dos palabras, con amor y con trabajo”, afirma el técnico de la Selección.

Manuel García Sánchez, ganador de la final contra Eltimani Liwaa de Líbano y tras derrotar después al ukraniano Sheshyn Kostiantyn, dice recordar sus entrenamientos de pequeño una vez que pisa el podio. Desde los 16 años ha dedicado horas de esfuerzo y trabajo para conseguir lo que siempre ha deseado: llegar a lo más alto. Sin embargo, no por ello olvida sus estudios de cara al futuro. Pese a sus éxitos, la motivación continúa viva, porque cada año es para él un nuevo reto: “La motivación de volver a ser el mejor, en este caso el año siguiente que vamos a ser los rivales, sigue en pie. Además disfruto un montón. Nos encanta estar a un nivel alto y con eso nos vale para seguir animados”. 

Para el técnico de la selección, el triunfo también es la base de la motivación para seguir luchando y la clave del ejemplo para los que empiezan: “Los ‘junior’ también comienzan a medirse con ellos. Los pequeños crean una expectativa de ver cómo los mayores han llegado a formar un equipo muy grande. Hay que tener mucha fortaleza mental para seguir manteniendo el nivel. Nuestros horarios tienen que ser eficientes, tenemos que sacar el máximo rendimiento del tiempo del que disponemos, porque nuestros jugadores también estudian y no pueden estar entrenando todo el día”. 

El Medalla de Oro el Full-Contact, la define como una de las modalidades más sufridas: “La gente más técnica de Full tiene que pasar y dedicar tiempo antes al Light-Contact”. Carlos Carrasco se enfrentó a dos combates bastante duros que supo resolver a pesar de tener fracturado uno de sus dedos: “No estaba seguro de estar a un buen nivel porque tenía el dedo roto”. 

Para Ricardo Huerta esta competición ha sido una revancha a la del año pasado, cuando perdieron la final. La motivación también sigue viva para el ganador de otras tres medallas de oro: “Uno siempre quiere ganar al campeón, por lo que te da ganas de seguir, ya que ahora ellos intentarán ganarnos a nosotros y tienes que seguir trabajando para mantenerte”. 

La aventura no acaba aquí, la Selección de Kickboxing continuará con un nuevo enfrentamiento el 25 de agosto, por lo que seguirán trabajando para mantener el éxito.  

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído