El tremendo partido de Perfumerías Avenida ante Ekaterimburgo se queda sin el premio de la victoria (110-102)

Copper encabezó el ataque charro con 34 puntos. La actuación arbitral, decisiva en el último cuarto

Katie Lou, ante Vadeeva FOTO CB AVENIDA
Katie Lou, ante Vadeeva FOTO CB AVENIDA

Solo queda aplaudir. El tremendo partido de Perfumerías Avenida en la pista de Ekaterimburgo se saldó con derrota (110-102). Sí. Pero también con el respeto que se han ganado las charras en la pista. Un equipo tremendo que puso contra las cuerdas a una constelación de estrellas y solo cayó en los compases finales y con un arbitraje cuestionable.

Las charras saltaron de inicio con Silvia, Copper, Samuelson, Katie Lou y Hof. Desde el primer momento se vio que el partido iba a ser apasionante. Las perfumeras fueron con todo: concentración, garra y acierto. Copper, con dos triples seguidos, dio la primera renta a las salmantinas (4-6) pero se encontró con el acierto de Quigley, que anotó siete de los primeros once puntos de Ekaterimburgo (11-8).

El duelo fue de poder a poder. Sin contemplaciones. Una oda al basket. Ekaterimburgo, con un triple de Alba Torrens, cogió una renta de cinco puntos (18-13). Copper, con diez puntos en el primer cuarto, acercó de nuevo a las charras pero un canastón de Alba Torrens cerró el primer acto (28-24).

El segundo cuarto no se quedó atrás. Perfumerías Avenida lo bordó. Cazorla arrancó con un triple, llegó el ‘momento Fasoula’ con ocho puntos de la griega (37-38) y, en los compases previos al descanso, un triple de Samuelson y otro de Katie Lou ponía el choque 52-55. La defensa salmantina fue impecable: cerró a Jones en el interior y evitó lanzamientos fáciles. Con una canasta de Leo Rodríguez se llegó al asueto (52-58).

Las rusas comenzaron mejor el tercer cuarto. Jones se hacía fuerte en la pintura y, además, Perfumerías Avenida veía cómo Hof caía lesionada tras torcerse el tobillo en un rebote ofensivo. Copper se esmeró para que las charras siguiesen por delante en el marcador, pero un triple de Bentley ponía por delante a Ekaterimburgo (70-69). En los minutos finales del tercer acto, Avenida zozobró (78-72) pero un triple y dos tiros libres de Vilaró volvieron a poner el partido en un puño (78-77).

Los diez minutos finales fueron tremendamente intensos. Avenida encestaba de tres con Vilaró y Katie Lou (81-83). Pero Ekaterimburgo reaccionaba y se ponía con 92-85 gracias a una Vadeeva en gran estado. Íñiguez tuvo que parar el partido. Y Avenida volvió a ajustarse. Cazorla robaba un balón, corría todo el campo y dejaba la canasta (95-91). Ahora paraba el partido Miguel Méndez, con cuatro minutos por jugarse.

Lo peor para las charras en el último acto fue la actuación arbitral: tremendamente condescendiente con Ekaterimburgo; tremendamente penalizador para Avenida. Dos técnicas hicieron que las rusas tomasen ventaja (104-96) pero Copper todavía quería guerra. A falta de veintitrés segundos por jugarse, la americana corrió todo el campo para anotar dos puntos más y poner el tanteador 106-102.

Robó Avenida en el saque de fondo pero los colegiados señalaron pasos de Lou. Y, en la falta posterior, Ekaterimburgo mató el choque. Bravísimo partido de las charras, que dejaron claro su potencial.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído