Victoria del Confitería Gil ante el Unión Arroyo por 9-7. Fue un partido de goles y el primero llegó a los treinta segundos, cuando el conjunto visitante se adelantó a la salida de un córner. Poco después los charros consiguieron empatar y adelantarse gracias a dos contragolpes de tiralíneas.

Los pasteleros se relajaron y lo pagaron caro, ya que encajaron tres tantos en tres minutos para colocarse 2-4 por debajo en el marcador, cuando solamente iban nueve minutos de juego. Fueron momentos muy difíciles y la renta podía haber aumentado, aunque los salmantinos ganaban 5-4 al intermedio.

Después del descanso se fueron sucediendo los goles hasta llegar al 8-6 para los locales, que parecían dominar el partido. Sin embargo, los vallisoletanos no cejaron en su empeño y pusieron sobre la pista portero jugador para recortar diferenciar y meter el miedo en el cuerpo al Confitería Gil. Martín, portero local, se encargaba de parar todos los balones de los tres últimos minutos. Los de Salamanca pudieron respirar son el pitido final y sumar tres nuevos e importantes puntos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído