Tercer año de existencia del Hermaflor Ledesma en el fútbol modesto y ya con una gran historia detrás. Bien es cierto que en resultados han pasado, en cierta manera, desapercibidos al ser un equipo de media tabla pero sí han conseguido hacerse un hueco a través de los diferentes campos en los que han jugado.

La idea de su creación surgió de la nada. Literalmente. En una explanada en Valverdón se decidió crear un campo de hierba natural a través de la propia empresa de Hermaflor con la única condición de que se hiciera un equipo de fútbol modesto. A través de una fusión entre el recién creado y uno ya existente en el Vegapiel, ya son tres años en un trofeo en el que dicen estar muy contentos por lo que seguirán en temporadas próximas.

Lo que no está claro es en qué campo lo harán. Tras dos temporadas en Valverdón, este año se han tenido que desplazar a Ledesma para seguir jugando por discrepancias con el modo de actuar. El campo de fútbol, al que hubo que colocarle incluso las porterías, se empezó a utilizar antes de lo debido para malestar de Hermaflor que, además, se vio relevado al domingo cuando el Valverdón surgió en el Vasco de Gama. Esto, en época de invierno, provocaba que la superficie estuviera en malas condiciones después del partido del sábado, algo que colmó la paciencia del equipo, ahora en Ledesma. Allí se sienten a gusto con mejores instalaciones que en Valverdón aunque más lejos, una faena para la gente de Salamanca que hace verdaderos esfuerzos para estar en los partidos.

La temporada ha sido una más. Buena por el esfuerzo realizado y por el grupo de amigos que se divierten jornada tras jornada aunque pudieran estar más arriba en la clasificación. Los pinchazos contra los de abajo lo han acusado ya que el Hermaflor es un equipo que se crece contra los de arriba. Baste el ejemplo del pasado fin de semana cuando, con once futbolistas y a punto de aplazar el encuentro, vencieron al Café de Peter privándole de luchar con La Condesa por el título de Liga.

Este, el del compromiso, es otro de los problemas de Hermaflor y del fútbol modesto aunque el pasado partido fue la primera vez esta temporada que no había cambios. Por ello, para el futuro, además de dónde jugar, al conjunto le falta gente con mayor posibilidad de acudir a los partidos. Eso buscarán para volver a la filosofía de hace años cuando sí existía un verdadero compromiso con el equipo y los compañeros.

Para esa búsqueda de gente intentarán acercarse más a Salamanca aunque esto no haya sido un problema nunca ya que no se ha intentado ?fichar? a los mejores, solo a gente comprometida que quiera disfrutar de fútbol y amigos.

Los que entren, eso sí, se enfrentaran al otro mal endémico del fútbol acrecentado por la crisis. La financiación es uno de los problemas, más aún cuando los árbitros fueron federados y, por tanto, más caros. Los pagos de los campos, de la equipación y de los propios árbitros tiene un coste amplio que Hermaflor intenta sufragar con su empresa y la búsqueda de más patrocinadores a través de carteles, algo difícil, sin embargo.

La plantilla está formada por Miguel y Javi (porteros); César, Calve, Alberto, Pedro, Javi Campo, Miguel y Jon (defensas); Cortina, Rober, Pablo, Mario, Marcos, Toni, Juan Carlos, Javi y Álex (centrocampistas); Guti, Rubi, Rulo, Pedro, Héctor, Carlos y Jesús (delanteros); José ?Mati? (entrenador), Roge y Alberto (delegados).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído