Decepcionado, así es como compareció en la sala de prensa el técnico del Salamanca, que calificó de "incomprensible", la derrota de los suyos en Anduva. Si hubiera podido habría borrado los últimos veinte minutos del duelo ante los rojillos. "Nos hemos equivocado cuando mejor lo teníamos, cuando ellos se han quedado con diez no hemos sabido tener la paciencia necesaria y nos hemos empezado a quitar el balón de encima, hemos cometido demasiados errores".

Con el Mirandés en inferioridad numérica Balta dijo que sus jugadores deberían haberse mantenido "aún más juntos y, en vez de asociarnos con criterio lo que hemos hecho ha sido alejarnos los unos de los otros. Y, además, hemos fallado muchísimas entregas con lo que le hemos dado más confianza al rival. Nos han entrado las prisas sin sentido".

Para el entrenador de la Unión era un partido clave para salir de la "complicada situación en la que estamos", y parece que ya van a llegar las urgencias al conjunto charro. Tan es así que los aficionados salmantinos que se dieron cita en Anduva gritaban en las inmediaciones de la sala de prensa 'Balta, vete ya, Balta, vete ya'. Él lo oía y también los compañeros de los medios de comunicación salmantinos que le preguntaron por cómo ve su futuro más inmediato. Al respecto, Balta afirmó que "estoy a disposición de la directiva, son cosas que yo no controlo, que tomen la decisión que crean mejor". Este lunes, los directivos analizarán fríamente una situación bastante crítica.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído