Segunda derrota consecutiva de Unionistas. Los charros cayeron por 3-1 en Barreiro ante el Celta B. Los locales fueron superiores en la primera mitad e hicieron sus tres goles y los charros mejoraron tras el descanso. Nespral hizo el tanto unionista.

Dani Mori movió su once y su dibujo en la pizarra. Marín fue la novedad en la zaga y Mandi en la medular. La pizarra marcaba un trivote en el medio con el canario, Acosta y Nespral. Salva, Marín, Salinas, Piña y Ramiro eran el eje central y en el ataque quedaban Íñigo, Montes y De Miguel.

La primera ocasión fue para Unionistas. Apenas habían transcurrido unos segundos de juego e Íñigo puso la pelota en la cabeza de De Miguel pero el remate del delantero se marchó ligeramente desviado.

Los focos, eso sí, serían para Gabri Veiga. El mediocentro celeste, con una calidad de otra categoría, hizo el 1-0 con un disparo desde la frontal tras un rechace en un lanzamiento anterior de Pampín. Era el minuto 2. Y, antes del minuto 20, soltaba un tremendo zurdazo que limpiaba las telarañas de la meta de Salva (2-0).

Pudo meterse en el partido Unionistas de nuevo a los 23 minutos. Pero el cabezazo de Ramiro se topó con el poste. También tras una buena internada de Íñigo, al que dobló Salinas y el centro de este lo cortó Álex Martín.

Sin embargo, el filial vigués recobró la pelota de forma inmediata. Volvió a sentirse cómodo, a dominar y a hacer correr a Unionistas. A seis minutos para el descanso, Javi Gómez quiebra a su par, encuentra a Alfon dentro del área y el ‘7’, tras un regate seco a su par, manda la pelota a la red para el 3-0.

No titubeó Mori en el descanso. Cuatro cambios. Manu Sánchez, Rayco, De la Nava y Espina entraron al campo por Ramiro, Acosta, Montes y De Miguel. Marín actuó como central derecho en la segunda mitad. Los charros fueron valientes en ese tramo inicial de la segunda mitad. Tampoco tenían ya nada que perder. Nespral probó con un disparo de falta lejano (mandó Gaizka Campos a córner) y Rayco falló una clamorosa ocasión a dos metros de la portería.

El gol llegó con veinte minutos por jugarse. Centro raso desde la izquierda de Salinas y Nespral que remacha a la red. Se merecía Unionistas recortar diferencias.

Salva evitó el 4-1 de Miguel al adivinarle el regate en un mano a mano y, acto seguido, De la Nava bajó un balón en campo rival para asistir a Rayco. El chut del canario fue endeble y llegó a las manos del meta rival. De la Nava también pudo recortar diferencias con un cabezazo dentro del área. Pero el salmantino está gafado ante el gol esta temporada.

En el intercambio de golpes final nadie acertó a hacer gol. Salva evitó que el Celta B hiciese el cuarto y De la Nava volvió a no tener fortuna en la última jugada del partido.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído