El atleta salmantino Vicente Capitán ha anunciado oficialmente su retirada como atleta profesional y ha dado a conocer su situación, n la que afirma no sentirse “atleta de alto nivel”. Con Salamanca siempre en su corazón en cada prueba, Capitán ha escrito su despedida, que SALAMANCA24HORAS les ofrece íntegra:

La presente temporada se acerca a su desenlace definitivo en campo a través, la disciplina con la que más me he identificado siempre como atleta, y como veréis, salvo una aparición puntual en el Cross de Aranda de Duero, el de mi club de las últimas cuatro temporadas, Vicente Capitán no ha sido de la partida en ningún cross nacional. Aunque algunos ya lo sabréis por terceros, el motivo, gracias a Dios no se debe a problemas de salud o lesiones, sino a que desde esta temporada 2011-2012 HE DEJADO DE SER ATLETA DE “ALTO” NIVEL.

La decisión la tenía asumida desde marzo del año pasado, cuando se disputaban los campeonatos de España del momento y la asumí como propia, sin vueltas atrás, en el momento en que crucé la línea de meta de Haro, en la disputa del campeonato de España de cross individual.

El primer hecho trascendente a raíz de aquello, fue no preparar el campeonato de España de montaña de junio, que tantas glorias me ha dado desde 2004, con tres oros y una plata, y por ende, renunciar al que hubiese sido mi séptimo campeonato de Europa de la especialidad.

Tras el verano, cuando los deportistas de nuestra federación tenemos que renovar las fichas, expliqué mi nueva perspectiva a la gente de mi Cajacírculo Incesa Aranda, que aún así me animaron a seguir teniendo ficha… creo que pensaban que acabaría volviendo a competir, aunque fuera menos.

Mi entrenador, Isidro Rodríguez Martín, un tío de los pies a la cabeza que ha sido y será siempre mi consejero particular, como buen psicólogo que es, me sugirió hacer pública mi nueva situación, pero sin faltarle razón, no lo creí conveniente por no considerarme un atleta relevante como para que el dominio público tuviera que enterarse. Mis amigos y gente más cercana si que lo han sabido desde el verano, pero muchos compañeros se van enterando al coincidir físicamente u online (Twiter, mail…) y sin embargo, he creído conveniente haceros llegar este escrito a vosotros, que tanto me habéis ayudado y apoyado estos años, para que tengáis constancia “oficial” de que ahora soy un corredor popular más, que entrena algunas semanas un par de días y otras cinco, casi siempre con rodajes de poco más de 30 minutos y que añora la competición. Claro que sí, lo que me falta es tiempo y ganas para entrenar duro, pero no para competir, aunque he tratado se ser equilibrado y olvidarme de ir a competiciones que me exijan. El objetivo cuando ahora me pongo un dorsal es apretar lo que yo quiera ese día y no mis rivales o los cronos y de momento, me muevo en los 10 km en ruta en torno a los 34 minutos y tan contento.

El año 2011 cumplí mi 20º Campeonato de España de Cross por Clubes consecutivo (1992 a 2011) y el 19º consecutivo en el caso del Nacional de Cross individual (desde 1993). Unos registros que llevo muy a gala, porque, por muchas razones es difícil poder competir todos los años el campeonato oficial de rigor, y encima, en mi caso, con una mejora importante a partir del año 2000.

Desde 2006 defendí a la Federación de Castilla y León, al comprarme mi casa en Salamanca, la tierra de mis padres y a la que tanto me gusta ir, pese a que el día a día me lo impida de momento. Con esta federación y la delegación salmantina viví momentos deportivos muy buenos, con un título de campeón de España de Montaña, una plata, y dos medallas internacionales con la Selección Española en los Europeos de Montaña, la plata de 2008 y el bronce de 2010. Todos estos años defendí con orgullo la camiseta castellano leonesa en el evento más importante para mí, el campeonato de España de cross absoluto, y con resultados correctos disfruté de dos podios por comunidades, que creo que podrían haber sido más por el potencial de mis compañeros. En todos estuve a mi máximo nivel del momento, con excepción quizá del último en 2011, porque fue mi peor puesto desde 1999 (41º español, que es lo que para nosotros contaba cada año, el 52º de la general). En mi peor actuación de siempre con esta camiseta acabé cuarto del equipo autonómico (somos nueve) y volví a puntuar para el conjunto… con lo que fue una despedida agridulce, pero al menos sin pasar desapercibido.

Al margen de lo convivido con compañeros y rivales, las inagotables tertulias con técnicos y directivos, que es lo que al final uno saca de todo esto y en mi caso más aún al llevarme casi todos los recuerdos al baúl de periodista, pues como digo además de este tesoro, me llevo de la FTACYL y de la Delegación charra, su reconocimiento anual en las galas, el hacerme partícipe sistemáticamente del atletismo de chaqueta y zapatos como galardonado, algo que más allá de becas u otros premios económicos (sólo he disfrutado del pecunio institucional un año), a mí me daba mucha moral para seguir, para perpetuarme y para ser espejo para los jóvenes, de mi modesta regularidad y longevidad. Muchas gracias también a los colegas de los medios de comunicación de Salamanca, que siempre me habéis brindado gran apoyo y repercusión desde muy joven, por mi origen paterno y materno charro, y a los de Aranda de Duero, que igualmente han sido muy generosos conmigo estas últimas cuatro temporadas.

Seguiré poniéndome dorsales… y quizá dentro de unos meses me entre “el mono” que experimentamos de vez en cuando los retirados y haga alguna carrera con mayor esmero, o me refugie como muchos otros en el atletismo veterano.

Por cierto que uno de los grandes motivos de mi “autoexclusión” del atletismo competitivo es, sin duda alguna, el nacimiento de mi segundo hijo Darío el pasado enero, lo que unido a las atenciones del otro peque de la casa, Nicolás de tres años y medio, mi mujer y la profesión periodística, hacen que la balanza se decante claramente por mi planteamiento actual.

Seguiremos en contacto, ya sabéis que me podéis leer a menudo en mis artículos en diferentes medios (ahora dirijo la revista Zona Run&Race), con el atletismo por bandera. También os daré la “chapa” desde Teledeporte cuando el cross sea protagonista.

Muchas gracias por todo a todos. Un abrazo.

PD: Nunca dejaré de ser atleta, porque pienso que el que siente este deporte como algo propio, intrínseco a su persona, morirá siendo atleta aunque ya no entrene todos los días, no haga series, cuestas, cambios de ritmo y ni siquiera se ponga un dorsal.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído