Para Lapeña: "Ha sido bueno el proceso de maduración que ha tenido el equipo. Aquí solo ha ganado Praga y por dos puntos. Hemos salido fallando muchos tiros debajo del aro y nos ha condenado a una renta difícil. Tengo una sensación agridulce porque la derrota duele, pero menos que otras veces. Haber competido hasta el último minuto significa que estamos en el camino que queremos".

Lo mejor está en la clasificación: "Hay que estar contento de haber tenidouna opción de victoria con la cantidad de fallos que hemos realizado. Voy a mirar la clasificación porque me hace feliz. Hay que hablar menos de las derrotas fuera porque estamos en proceso y si no seguiremos disfrutando de nuestras victorias en Würzburg".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído