El primer punto de la gran final es perfumero. Las charras levantaron catorce puntos de diferencia para llevarse la victoria ante Girona por 72-60 ante un Würzburg entregado. La pasión y el coraje del equipo dio la vuelta a un duelo durísimo y pone la Liga a un solo partido. Asurmendi, Silvia y Beard tiraron del equipo en los momentos complicados para voltear el choque.

Miguel Ángel Ortega inició una vez más el encuentro con Marginean como ?cuatro?. Coulibaly comenzó muy intensa y se impuso a Ndour en la pintura. Con la superioridad gerundense en el interior, Perfumerías Avenida se encomendó a la línea de tres para mantenerse en el choque.  Dos tiros de tres de Leo y Marginean igualaron el duelo a dos para el final del primer cuarto (12-12).

Pero la pareja arbitral se erigió en protagonista al señalar una falta de Jordana sobre Beard al revés. Con balón para Girona, volvieron a señalar otra falta sobre Givens. La americana anotó los dos tiros libres y, sorprendentemente, falta de Kobryn sobre Coulibaly en la pelea por un rebote que no existió.

Al segundo cuarto se entró con una desventaja de cinco puntos. Las salmantinas estaban tremendamente incómodas con la zona planteada por Xavi Fernández.

Pronto, Girona se marchó a nueve y Miguel Ángel Ortega paró el duelo. Dos triples de Asurmendi y uno de Marginean mantuvieron a Avenida en el partido. Pero el rebote era visitante y la fuerza en el interior de Coulibaly hacia muchísimo daño a las charras.

En la última jugada del segundo cuarto, Marginean y Spanou pelearon por un rebote. La visitante fue claramente la última en tocar pero los árbitros, en su afán de encender Würzburg, dieron balón para Girona, que se marchó justamente por delante a los vestuarios (32-40).

En el tercer cuarto, Girona se marchó a catorce puntos de ventaja. Las salmantinas pasaban su peor momento del duelo pero un triple de Gemelos y una canasta posterior de Vitola ponían ocho abajo a las salmantinas. Würzburg hacia volar sus bufandas y soñaban con la remontada. Al último cuarto se entró con nueve de desventaja (46-55).

Y Würzburg es el ?Teatro de los Sueños? del baloncesto femenino por algo. Un triple de Beard y una canasta posterior de Silvia encendieron un pabellón ya caliente, que explotó con otro triple de Asurmendi. Avenida uno abajo y tiempo muerto visitante (56-57).

Para entonces, Avenida era un rodillo y Würzburg infranqueable. Alana Beard levantó a las más de tres mil almas que se dieron cita con un triplazo para poner a Avenida por primera vez por delante (59-57). Y un robo de Silvia acabó en una bandeja de Marginean para poner cuatro de ventaja. La americana Alana Beard robó dos balones consecutivos para afianzar el triunfo. Restaban 3:30 y la sensación era que el punto ya estaba en el casillero charro.

Los árbitros, nefastos durante todo el encuentro, perdonaron una clarísima antideportiva a Coulibaly por una codazo a Beard. La americana tuvo que retirarse con el labio completamente roto. Además, le señalaron personal en la acción. A 2:20 para el final del último cuarto, Avenida había cometido seis faltas y ninguna Girona, a pesar de la dureza en las dos pinturas durante estos minutos.

Si Girona creyó tener un atisbo de remontada, la capitana Silvia Domínguez las echó por tierras con dos triples consecutivos. Nadie lo merecía más que ella, que lleva sangre azul en las venas. El primer punto ya es perfumero.

PERFUMERÍAS AVENIDA (72): Silvia (16), Leo (5), Beard (13), Marginean (13) y Ndour (4) ?quinteto inicial-. También jugaron Kobryn (2), Asurmendi (9), Vitola (4), Gemelos (3) y Gidden (3).

UNIGIRONA (60): Givens (21), Jordana (3), Knezevic (-), Spanou (16) y Coulibaly (12) ?quinteto inicial-. También jugaron Kuktiene (2) y Lucas (6).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído