Salamanca no ha sido un lugar donde haya que entenderse por regla general. Y es que hasta en 337 municipios se ha conformado una mayoría suficiente para conocer quién será el próximo alcalde. En otros 25, sin embargo, no ha sido así, y los próximos días hasta el 15 de junio deberán negociar para conocer cuál será el próximo gobierno. 

Esto mismo ocurre en la Junta de Castilla y León, en la que no han logrado conformarse mayorías absolutas. El PSOE ha resultado ganador con 35 procuradores, por lo que necesitaría seis para llegar a los 41. Esta opción, según los resultados, solo dejaría la opción del pacto con Ciudadanos, ya que las otras cuatro fuerzas que han entrado en las Cortes solo cuentan con un procurador cada uno. 

En la misma situación, eso sí, está el PP quien, a pesar de sus 29 procuradores, sumaría 42 solo con el apoyo de Ciudadanos, quien deberá decidir. 

Ayuntamiento de Salamanca

Igual ocurre en el Ayuntamiento de Salamanca aunque con los papeles cambiados. El PP consiguió once concejales por los diez del PSOE. Ninguno de los dos, por tanto, llega a los catorce necesarios para la mayoría absoluta por lo que Ciudadanos, con sus cuatro concejales, se antoja decisivo. Su apoyo determinará el color del Ayuntamiento. 

Otras localidades

Son varios los municipios de Salamanca, además, que deberán contar con un acuerdo para el gobierno. Uno de ellos es Alba de Tormes, donde el PSOE ha perdido la mayoría absoluta. De hecho, ha vencido el PP las elecciones pero tendrá que llegar a un acuerdo con Ciudadanos para acceder al Ayuntamiento. Misma opción tiene el PSOE. 

En Béjar, por su parte, el PP también ha perdido la mayoría absoluta, quedándose a solo un concejal de ella. Por tanto, le valdría el acuerdo con Ciudadanos, ya que parece poco probable que pueda hacerlo con el PSOE o Tú Aportas Béjar. La unión de estos tres últimos le quitarían la Alcaldía. 

En Villares de la Reina, como ya ocurriera hace cuatro años, habrá que pactar. Ahora, sin embargo, es más complicado para el PP, al perder un escaño y no poder sumar con el Partido Independiente de Villares. Necesitaría, por tanto, a Ciudadanos, segunda fuerza. Estos, por su parte, pueden buscar un acuerdo con el PSOE para llegar a los siete concejales de la mayoría absoluta para gobernar el Ayuntamiento. 

En Villamayor, la situación se ha calmado un poco, con menos partidos en el Ayuntamiento. El PP ha vencido pero necesitará a Ciudadanos para arrebatarle la Alcaldía al PSOE. Estos últimos podrían mantenerla con el mismo acuerdo. 

En Vitigudino, el PSOE ha perdido la mayoría absoluta y, de hecho, el PP ha sido la fuerza más votada, aunque con los mismos escaños que los socialistas. Ambos necesitan a Ciudadanos, ya que Contigo Somos Democracia solo cuenta con uno y no es suficiente para llegar a los seis. 

En Aldeatejada la situación es completamente indescrifable, incluso tras la corrección que envió el PSOE a los datos del Ministerio del Interior, que afirmaba un triple empate a tres. Finalmente, ha sido el PSOE el que ha ganado con cuatro concejales, por los tres del PP y dos de Ciudadanos. Cualquier acuerdo valdría para llegar a la mayoría. 

En Babilafuente, el PP ha perdido la mayoría absoluta y dependerá de pactos con PSOE o el BIEN. Estos últimos, si se unieran, también gobernarían. 

En Alaraz, la entrada de Ciudadanos ha dado un vuelco a los resultados. Han vencido las elecciones pero dependerán de PP o PSOE para lograr el gobierno. La unión de estos últimos, por su parte, también darían el gobierno a cualquiera de los dos, ya que consiguieron dos concejales, si bien el PP fue más votado. 

Galindo y Perahuy, por su parte, tiene una complicada situación. Hasta cinco partidos pueden formar gobierno sin mayorías definidas. Dos concejales consiguieron, con apenas un voto de diferencia, las dos opciones independientes de Galindo y Perahuy. Su suma daría los cuatro concejales que se necesitan para la mayoría. De lo contrario, necesitarían a dos de los otros tres partidos conformados por PP, Ciudadanos y PSOE. 

El PSOE venció en Arapiles pero necesitará pactar para gobernar. PP y Ciudadanos cuentan con dos escaños cada uno, por lo que su unión también le daría la mayoría suficiente para arrebatar el Ayuntamiento a la lista más votada. 

Carrascal de Barregas podría tener el mismo alcalde, aunque con distinto color. Y es que el magenta de UPyD lo ha dejado por el naranja de Ciudadanos para pasar a ser la lista más votada. Sin embargo, necesitaría a PSOE o PP para llegar a la mayoría. Nuevamente, la unión de estos dos últimos también sería suficiente para el gobierno. 

Castellanos de Moriscos volvió a dejar la victoria en minoría del PP, que necesita a Ciudadanos para llegar al gobierno. PSOE y la formación naranja también podrían llegar a un acuerdo que dejase fuera a los populares. 

En Monterrubio de la Armuña, mientras, decidirá Ciudadanos a quién apoyar. Cuentan con un concejal que desequilibrará la balanza en favor de PSOE o PP, que ha perdido la mayoría absoluta. 

En Macotera venció el PSOE pero necesitará a la Coalición Independiente de Macotera para gobernar. Si estos dieran su apoyo al PP, serían estos los que accederían a la Alcaldía. 

El PP venció pero perdió la mayoría absoluta en Lumbrales, por lo que necesitaría a Ciudadanos o PSOE para gobernar. En caso contrario, parece probable que sería la formación naranja la que accedería a la Alcaldía, ya que cuenta con más concejales que el PSOE. 

Igual situación en Espino de la Orbada, donde PP y PSOE necesitan a Ciudadanos para sumar los cuatro necesarios que darán la Alcaldía. 

Complicada situación en La Vellés para el PP pese a ser la lista más votada y conseguir tres concejales. Y es que con dos cada uno se encuentran PSOE e IU que, con su unión, sumarían los cuatro necesarios. 

Nuevamente Ciudadanos será decisivo en Arabayona de Mógica, al contar con un concejal necesario para sumar los cuatro tras el empate entre PP y PSOE, al igual que ocurrió hace cuatro años. 

Con tres concejales está PP en Palaciosrubios, seguido por los dos de PSOE y de Ciudadanos. La suma de cuatro es suficiente por lo que cualquier pacto sería posible para llegar a la Alcaldía. 

Fuenteguinaldo cuenta con el mismo panorama, aunque en esta ocasión el vencedor es el PSOE. Con dos aparecen Ciudadanos y PP que, de unirse, dejarían fuera al PSOE. 

Igual situación, aunque con menos concejales, tienen en Frades de la Sierra. PP y PSOE cuentan con dos cada uno y Ciudadanos decidirá con el suyo. Hace cuatro años, el PSOE obtuvo mayoría absoluta. 

Ciudadanos deberá decidir entre Alternativa por Vilvestre o PP en esta localidad. Estos últimos cuentan con tres concejales y la formación naranja, con uno. 

Y en Cabeza del Caballo, el PP perdió la mayoría absoluta con la entrada de Ciudadanos. De hecho, pese a ser la lista más votada necesitaría un apoyo más para gobernar. Ciudadanos o PSOE se lo podrían dar. En caso contrario, le arrebatarían el Ayuntamiento. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído