Carlos Javier Salgado (UPL): "El principal cambio que deberíamos hacer es el de la comunidad autónoma"

Unión del Pueblo Leonés da el salto a Salamanca donde Carlos Javier Salgado es el candidato a la Alcaldía. Este se define como una persona comprometida con los problemas de la ciudad y cree que parte se solucionaría con una Región Leonesa. Huye del espectro izquierda o derecha y se definen como "un partido de la tierra"

 Carlos javier salgado upl ayuntamiento (5)
Carlos javier salgado upl ayuntamiento (5)

¿Cuál es la razón por la que UPL se presenta ahora en las municipales para Salamanca?

La razón es que creemos que hay que dar un paso al frente e intentar defender los intereses de Salamanca desde las propias instituciones salmantinas, como ya ha venido haciendo el partido desde las Cortes.

Al final os identificáis por un sentimiento regionalista leonés. ¿Creéis que existe este en Salamanca?

Existe, aunque también hay que reconocer que el sentimiento regionalista leonés no es el único existente en la ciudad, y de hecho, convive con otras sensibilidades territoriales. Salamanca es algo plural en este sentido.

Más allá de ello, ¿cómo se define UPL? ¿En qué espectro del escenario político actual se encuentra?

Nos definimos como un partido de la tierra, que busca unas mayores oportunidades para Salamanca y el resto de la Región Leonesa, huyendo de excentricidades y radicalismos. De modo que, el único espectro en que se nos puede situar, es en el del regionalismo, pues para una tierra con tantas emergencias como la nuestra, la mayor parte de las cuestiones trascienden al tradicional eje izquierda-derecha.

¿En qué cambia UPL de la forma de hacer política actual?

En que no dependemos de los dictados que nos impongan desde Valladolid o Madrid y, por tanto, tenemos la capacidad de decidir con total libertad en virtud de los intereses de los salmantinos. En este sentido, en UPL-Salamanca tenemos total autonomía para decidir sobre los intereses de Salamanca, siendo con ello consecuentes con los Estatutos del partido, que señalan precisamente la defensa de Salamanca y sus intereses como uno de los objetivos de UPL.

De manera más nominal, ¿quién es Carlos Javier Salgado?

Desde un ámbito personal, creo que soy una persona comprometida y decidida a la hora de luchar contra aquello que considere injusto, aunque asimismo, soy una persona alegre, a la que le gusta compartir buenos momentos con quienes le rodean, y que intenta buscarle siempre un punto positivo a las cosas. Y por otro lado, desde el punto de vista académico y laboral, soy un joven que se doctoró en Estado de Derecho y Buen Gobierno (Ciencia Política) en la USAL hace 4 años, tras haber hecho previamente un Máster en Democracia y Buen Gobierno, y la Licenciatura en Ciencias Políticas y de la Administración, y que desde que acabé mis estudios he vivido en carnes propias tanto el desempleo como la precariedad laboral que sufrimos los jóvenes salmantinos tras salir de la universidad.

¿Cómo ha sido el proceso de formación de la lista para poder concurrir a las elecciones?

Ha sido bastante tranquilo y cordial. Somos gente que veníamos ya trabajando juntos en el seno de la asociación Colectivo Ciudadanos del Reino de León (CCRL). Hace unos meses, ante la cercanía de las elecciones, nos reunimos, y una buena parte de miembros del colectivo en Salamanca decidimos dar el salto a la carrera electoral a través de UPL (partido con el que veníamos ya colaborando para iniciativas en Cortes).

Posteriormente, de manera asamblearia se decidió que yo fuese el cabeza de lista al Ayuntamiento y José Benito el candidato a Cortes. A partir de ahí los cabezas de lista ya decidimos elaborar la misma en función del equipo más cercano que quisiéramos.

¿Y cómo definiría al equipo?

Gente comprometida con Salamanca y deseosa de darle un mejor futuro.

Carlos javier salgado upl ayuntamiento (7)

¿Cuál es el principal problema que tiene Salamanca?

La falta de industria, que está expulsando al exterior a nuestros paisanos por falta de oportunidades laborales. De ahí deriva la despoblación, el envejecimiento, un crecimiento vegetativo especialmente negativo (con el doble de fallecimientos que de nacimientos al año), una renta per cápita bastante más baja que la media autonómica…

¿Cree que necesita un cambio?

Creo que es evidente que sí. No podemos seguir por la misma senda. Pero es más, no es un problema exclusivo de la ciudad de Salamanca, sino de la Región Leonesa en su conjunto. Creo fehacientemente que el principal cambio que deberíamos hacer es el de comunidad autónoma, porque si algo demuestran los números de Salamanca en estos 36 años de Castilla y León, es que es una autonomía fracasada e ineficiente incapaz de reportarnos un futuro digno. No es normal que en Salamanca hayamos perdido 35.000 habitantes desde su creación, ni que Salamanca, Zamora y León sean las tres provincias que más habitantes han perdido y más se han envejecido. Esto evidencia el fracaso de Castilla y León para el desarrollo de la Región Leonesa, así como la necesidad de que nos dotemos de una autonomía propia para gestionar nuestros recursos.

Sobre políticas concretas, ¿cuáles son las propuestas de empleo?

En esta materia, en primer lugar, creo que para sentar las bases de una Salamanca con futuro es primordial atraer industria y reactivar la economía más allá del sector servicios. Debemos diversificar nuestra economía y facilitar el desarrollo del I+D+I en la ciudad. Por ello, consideramos indispensable la colaboración entre el ayuntamiento, la USAL, la UPSA y los municipios del alfoz, de cara a crear proyectos que atraigan industria e inversiones al área metropolitana de Salamanca. 

En este sentido, con destino a los salmantinos titulados universitarios, promoveremos un plan que cuente con USAL y UPSA, que permita generar puestos de trabajo ligados al ámbito académico y al I+D+I. Asimismo, implementaremos un plan, en colaboración con los institutos de FP, que permita generar puestos de trabajo ligados a la formación profesional en la provincia, del que sean beneficiarios los salmantinos titulados en FP. 

Por otro lado, una pieza clave han de ser las ayudas a la contratación y a la implantación de nuevas empresas, especialmente por parte de jóvenes emprendedores que tengan un proyecto empresarial para Salamanca, a los que se les dotaría de una línea especial de financiación por parte del Ayuntamiento, garantizándoles unos precios asequibles para el suelo industrial en el municipio. 

Asimismo, creemos que para atraer a nuevas empresas podemos ofrecer unas condiciones mejores, por ejemplo mediante la exención del pago del IAE (Impuesto de Actividades Económicas) o el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) durante los primeros años de actividad de las empresas que decidan instalarse en Salamanca y, con posterioridad, deduciéndoles una parte de dichos impuestos en función del número de trabajadores contratados de forma indefinida y a jornada completa en el municipio, o si hubiesen aumentado su plantilla de trabajadores con contrato indefinido en el año anterior. En este último caso, implantaríamos una escala mediante la cual se ofrecería mayor o menor bonificación de impuestos en función del incremento de la plantilla indefinida.

¿Y sobre la despoblación?

Es la consecuencia de diversos factores, siendo quizá el principal las políticas desarrolladas por una administración autonómica que solo mira al eje Valladolid-Burgos, y que deja en un segundo plano a la Región Leonesa. En este sentido, Salamanca sufre el centralismo de Valladolid en esta autonomía. 

Por ejemplo, es absurdo que para mandar una carta con origen y destino Salamanca, se haga viajar a esa carta a Valladolid para luego volver, cuando antes de centralizarse ese servicio de gestión de correo en Valladolid, se hacía directamente desde Salamanca. 

Otro tanto se podría decir del Banco de España, cuya sede provincial se centralizó en Valladolid. Por otro lado, ya hemos visto la pretensión de querer trasladar el centro coordinador de ambulancias de Salamanca a Valladolid, que acarrearía la pérdida de empleos. Y a ello se sumaría el proyecto de desviar agua del sector salmantino del Tormes hacia el sur de Valladolid y norte de Ávila, que está por ver qué consecuencias podría tener para los regantes salmantinos y, por tanto, para el empleo en nuestra provincia. 

Si a ello sumamos, en infraestructuras, el cierre del ferrocarril Ruta de la Plata, que nos vertebraba a norte y sur, el de La Fregeneda que nos conectaba con Oporto, la falta de electrificación de la línea Salamanca-Ávila (cuando entre Ávila y Madrid lleva más de medio siglo electrificada), o en materia de autovías, la tardía llegada de la A-50 y la A-66, se nos ha situado en una situación de competencia desleal, ya que a otros territorios de la autonomía, como Valladolid, Burgos o Segovia, se les ha tratado mejor en las conexiones y, por ello, no arrojan unos datos tan negativos como los nuestros.

Carlos javier salgado upl ayuntamiento (3)

Unido a ello está la marcha de los jóvenes y que cada vez haya más personas mayores. ¿Qué medidas hay también para ellos?

Para los jóvenes, tanto las medidas de apoyo al emprendimiento joven que he descrito con anterioridad, como las que hacen referencia a facilitar proyectos ligados a su titulación universitaria o de FP de forma posterior a la conclusión de sus estudios, de modo que podamos retener en Salamanca el talento salmantino. 

En cuanto a los mayores, creo que deben establecerse actividades y lugares en los que puedan desarrollar su ocio, mejorar nuestras calles para sus paseos sin que falten lugares de descanso cercanos, eliminando barreras arquitectónicas, así como una mejora en las zonas verdes, creando nuevos estanques, que permitan el disfrute de mayores y no tan mayores, aumentando la calidad de vida. Además, programaremos desde el ayuntamiento actividades de folclore salmantino tanto en los centros de ocio de mayores, como en las residencias de la ciudad, en relación con la Escuela Municipal de Folclore que queremos crear.

¿Políticas de vivienda?

Considero que es necesario ofertar Vivienda de Protección Oficial (VPO), para hacer más accesible la vivienda a todos los salmantinos. De lo contrario, la ciudad seguirá la actual tendencia de que los jóvenes tiendan a instalarse en los municipios del alfoz porla carestía de la vivienda en Salamanca. 

En este sentido, desde el Ayuntamiento implantaremos un buen plan de alquiler de vivienda pública, del que puedan beneficiarse los empadronados en la ciudad, y que permita la emancipación dentro del municipio de nuestros jóvenes. Asimismo, debemos abordar como consistorio la cuestión de los pisos vacíos, intentando llegar a acuerdos con los propietarios para que aquellos inmuebles de uso residencial que se hallen permanentemente desocupados puedan destinarse a alquiler u otro uso.

¿Qué se debe hacer con los impuestos?

Estimo que los impuestos han de reducirse en todo aquello que esté relacionado con la generación de oportunidades y puestos de trabajo en la ciudad. En el resto de materias habría que revisar si hay algún tipo de impuesto que podamos considerar excesivo, reduciéndose en ese caso. 

Aunque en general no considero que Salamanca tenga un sistema impositivo que sobresalga por ser demasiado elevado. Lo que sí percibo es una falta de correspondencia con los servicios que se ofrecen, porque es evidente que, con el nivel de impuestos que poseemos, deberíamos prestar unos mejores servicios desde las administraciones, y no me refiero exclusivamente al Ayuntamiento, sino especialmente a la Junta, cuya gestión en sanidad, por ejemplo, es bastante desastrosa.

¿Y la seguridad vial?

Debe trabajarse especialmente en la concienciación de la población respecto al respeto a las normas viales y, sobre todo, hacia los peatones y los ciclistas, que son los más vulnerables. Solo así podremos llegar a crear calles de “circulación calmada”, como existen en algunas ciudades del norte, en que puedan convivir bicicletas y automóviles.

Por ello, lograr una mayor y mejor convivencia entre automóviles, peatones y bicicletas es esencial, de forma que evitemos conductas peligrosas e incívicas en el tráfico de nuestra ciudad, logrando reducir los atropellos.

Del turismo hay quien considera que se deben cambiar las políticas pese a seguir aumentando. ¿Cómo se puede mejorar?

Evidentemente se puede y se debe mejorar. Empezando porque tenemos una parte muy importante de nuestro patrimonio sin poner en valor, como podría ser el arte románico o el modernista (para los que crearemos sendos planes de promoción), o el castro vetón de la Rúa (que ayudaría a poner en valor nuestro pasado prerromano). 

Además, tenemos monumentos como el colegio de Pan y Carbón o el palacio de Carvajal en la lista roja del patrimonio por su estado de abandono total. La potenciación de todo ese tipo de monumentos que albergamos ayudaría a atraer más turismo de calidad. Además, impulsaremos la promoción turística interconectando la ciudad con rutas monumentales y espacios naturales de la provincia.

Carlos javier salgado upl ayuntamiento (8)

Como tema de actualidad, ¿qué opina de la polémica sobre el nuevo centro de Proyecto Hombre?

Quizá pueda sonar un tanto polémico lo que voy a decir, pero creo que puede haber un cierto trasfondo de clase social detrás de todo ello. Me explico, el centro de Proyecto Hombre en la carretera de Alba se sitúa cerca de urbanizaciones como Valdelagua o Navahonda, donde hay gente con un alto poder adquisitivo. En este sentido, creo que pueden haberse dado presiones para que el centro deje de estar allí, y trasladarlo en este caso a una zona obrera como Prosperidad.

¿Cree UPL en lograr algún concejal en Salamanca?

Sí, aunque obviamente eso lo decidirán los salmantinos el día 26. Pero sí nos vemos capaces no ya solo de lograr algún concejal, sino de gobernar la ciudad, que es para lo que nos presentamos, y por lo que ofrecemos nuestro proyecto de gobierno a los salmantinos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído