Suele decirse que la política ofrece extraños compañeros de viaje. Pues bien, las Elecciones Autonómicas celebradas este domingo han dado lugar a un escenario inverosímil: que, si quisieran, cinco procuradores por Salamanca pudieran compartir coche para desplazarse a Valladolid a participar en las sesiones de las Cortes de Castilla y León. Así sería si accedieran los cinco procuradores por Salamanca que repiten con respecto a la anterior legislatura.

Alfonso Fernández Mañueco (candidato del PP a la presidir la Junta de Castilla y León) aspiraba a ser el conductor de este peculiar vehículo, pero la victoria del PSOE abre la posibilidad a que Fernando Pablos (cabeza de lista socialista por Salamanca) llevara el volante por los caminos que determinara Luis Tudanca (candidato del PSOE a la presidencia autonómica).

En función de quien gobierne, el copiloto del automóvil sería socialista (Juan Luis Cepa) o popular (Salvador Cruz). Junto a ellos, pero en el asiento de atrás, iría David Castaño, de Ciudadanos.

Mientras sus compañeros de ruta discutirían hasta el 21 de junio (día en el que se constituirán las Cortes) por ser el que estuviera a los mandos, Castaño sería ese niño al que las dos formaciones tratarían de agradar para que les ayudara a formar gobierno y dejara de preguntar cuánto queda…

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído