3 de abril de 1979: Cuarenta años de las primeras elecciones municipales de la democracia

Este miércoles se cumplen cuatro décadas del día en el que los salmantinos pudieron votar a sus concejales en democracia después de cuarenta y tres largos años sin poder hacerlo. SALAMANCA24HORAS recuerda aquellos días de abril de 1979

 Montaje Final
Montaje Final

Tal día como hoy de hace cuatro décadas, los españoles votaron por primera vez en unas elecciones municipales tras cuarenta y tres largos años sin poder hacerlo. El 3 de abril de 1979, Salamanca eligió con sus sufragios a la nueva corporación municipal que vendría a suceder a la última del Franquismo, encabezada por Pablo Beltrán de Heredia.

Aquellos comicios de abril de 1979 estuvieron precedidos —tal y como ocurrirá en este 2019— de unas elecciones generales que habían tenido lugar tan sólo un mes antes. Aquel 1 de marzo, la Unión de Centro Democrático (UCD) de Adolfo Suárez consiguió una amplia victoria, aunque sin alcanzar la mayoría, con 47 escaños de diferencia sobre el PSOE liderado por Felipe González. El Partido Comunista de España (PCE) fue la tercera fuerza más votada.

Elecciones1977 1

Las elecciones municipales del 79 en Salamanca fueron muy especiales y no sólo porque se volvía a la senda democrática, también porque estuvieron a punto de deparar que el primer alcalde democrático de la capital tras la muerte del dictador fuera una mujer. Antes del día de las votaciones, España vivió una intensa campaña electoral, marcada por el duro contexto que sufría la frágil democracia española. Cada día, el terrorismo jugaba un papel protagonista. En 1979 se contabilizaron 123 asesinatos, principalmente a manos de las tres ramificaciones que la banda terrorista ETA tenía por entonces: ETA militar, ETA político-militar y los Comandos Autónomos Anticapitalistas (CAA). También estaba el GRAPO y luego en el denominado "santuario francés" se libraba una guerra sucia en la que intervenían el Batallón Vasco Español (BVE) y la Alianza Apostólica Anticomunista (Triple A). El Búnker le ponía también por entonces las cosas muy difíciles al gobierno Suárez y el ruido de sables cada vez se escuchaba más alto, pero aún quedaban unos años para aquel dantesco espectáculo del 23-F.

En campaña

Regresando a Salamanca, la amplia ventaja obtenida por Suárez en todo el territorio nacional hacía pensar en una victoria de la UCD en la ciudad. Aquella heterogénea coalición de partidos que le crearon a medida al presidente del Gobierno apostó en la ciudad por Pilar Fernández Labrador; política de raza, toda una institución tanto a nivel político como social y cultural en Salamanca. Ante ella aparecía un imberbe médico de 34 años que lideraba a un PSOE cuyos militantes todavía cantaban La Internacional con el puño en alto. Se llamaba Jesús Málaga Guerrero. A mucha venteja de ambos candidatos aparecía el por entonces recién legalizado PCE, de gran apoyo popular tras sobrevivir a la clandestinidad, y que tenía a José Castro Rabadán como cabeza visible para las elecciones del 3 de abril de 1979. 

Antes de votar, los candidatos favoritos a lograr el bastón de mando del Consistorio tuvieron que bajar, literalmente, al barro para arañar los votos.

Elecciones1977 3

Y es que Pilar Fernández Labrador y Jesús Málaga visitaron barrio por barrio y comprobaron que había muchísimo trabajo por hacer en Salamanca. Así lo explicaba la propia candidata de centro en El Adelanto en aquellos días, tras una visita al Barrio Blanco. "Llamar calle a la sucesión de barros, a los increíbles desniveles, es una ironía que no se puede permitir a la hora de definir como casas a las dos, tres o una habitación donde conviven familias enteras. Algo falla cuando existen barrios como el Barrio Blanco y justifican una actividad pública como la que emprendo", indicaba en un reportaje de su visita al barrizal de casas bajas que era por entonces aquel pequeño distrito de la ciudad.

Tras recibir la visita de los candidatos, la asociación de vecinos Puentelave de Puente Ladrillo daba a conocer también en las páginas de El Adelanto la enumeración de lo que consideraba que eran los problemas del barrio: "Este barrio, como otros de Salamanca, tiene una serie de problemas que podríamos enumerar: calles intransitables, barros, falta de iluminación, problemas de transportes". Curiosamente, por entonces se dirimía si trasladar a los vecinos de Puente Ladrillo a un polígono de nueva creación, o mantener el por entonces asentamiento en el lugar en el que en 2019 sigue existiendo y, lógicamente, se ha ampliado y modernizado. 

Elecciones1977 5

Por lo tanto, sobre la mesa no estaba la creación de empleo o la búsqueda de propuestas para que los jóvenes no abandonaran la ciudad, como pasa ahora. Málaga y Fernández Labrador llevaban en sus programas electorales cuestiones básicas para el desarrollo de una ciudad como la eliminación de la infravivienda, el abastecimiento de aguas, el saneamiento y la vialidad.

El día de las elecciones

Salamanca, por suerte, vivió una plácida jornada electoral aquel 3 de abril de hace cuarenta años. Los colegios electorales abrieron a las 09:00 horas y votó casi el 62% del censo. UCD fue la fuerza más votada con 28.158 sufragios contabilizados; seguido por el PSOE que obtuvo 23.122 y los 7.439 votos del PCE. Precisamente los votos comunistas impidieron a Pilar Fernández Labrador convertirse en la primera alcaldesa de Salamanca de la historia. A primera hora de la madrugada del ya 4 de abril, Castro Rabadán anunció a los periodistas que el PCE apoyaría al PSOE y auparía a la alcaldía al joven médico socialista. Años después, el propio Rabadán se integraría en el PSOE salmantino, falleciendo el pasado 2018 a la edad de 75 años.

Resignada pese a ser la candidata más votada, Pilar Fernández Labrador afirmó que al día siguiente de las elecciones sólo habría un partido, "Salamanca"

Málaga, alcalde

El 19 de abril de 1979, Jesús Málaga obtuvo 11 votos de su partido y 3 más del PCE para ser investido alcalde de Salamanca, frente a los 13 de Pilar Fernández Labrador. Aquel día, los periodistas fueron testigos de varios cambios ocurridos en el salón de recepciones del Ayuntamiento. El primero, que el cuadro de Franco que hasta aquel momento había presidido el gran salón había desaparecido y en su lugar se había colocado uno del líder comunero Francisco Maldonado. El segundo, que tampoco quedaba rastro igualmente de la placa conmemorativa que honraba la visita de entrega de credenciales realizada en la Plaza Mayor por los embajadores de la Alemania Nazi y de la Italia Fascista en los meses finales de 1936. 

Elecciones1977 4

La Corporación municipal quedó conformada por el alcalde Jesús Málaga Guerrero (PSOE), el primer teniente de alcalde Juan José Melero Marcos (PSOE), el segundo teniente de alcalde José Castro Rabadán (PCE) y por los concejales de UCD Pilar Fernández Labrador, Manuel Vicente Peix, Ricardo Sastre Muñoz, José A. Ferreira Villar, José Muñoz, Rosario Diego, Carlos Núñez Barrios, Nicolás Cifuentes García, Onofre Paniagua Martín, Ángel Pérez Huerta, Jesús Castaño Nieto, Telesforo Martín Sierra y Pedro Pérez García. Por el PSOE. Luis Calvo Rengel, José Barazal Sastre, José Manuel Rivas Carballo, Andres Sainz Muñoz, Máximo Gómez Hernández, Antonio Montero Gabarrón, Luis González Vicente, Arturo Santos Borbujo y Ramón Martínez Martínez. Cerraron la lista los dos últimos miembros del PCE: Agustín Muñoz Ciudad y Emilio Tomé Argüeso.

"Una pregunta está en la calle: ¿Por dónde empezará a trabajar el nuevo Ayuntamiento ante el acúmulo tan grande de problemas? Para ella hay una respuesta clara: Por los más marginados y desheredados. Hay barrios en nuestra ciudad que tdavía no saben qué es el alumbrado y el asfalto. Barrios incomunicados con el exterior, zonas que no tienen el mínimo indispensable para una ciudad y más si consideramos su prestigio, como es el caso de la nuestra, de Salamanca", indicó en sus primeras palabras el nuevo alcalde de la ciudad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído