De los 35 centros sanitarios censados en Salamanca y Béjar, 17 son de alto riesgo

El jefe provincial de la Policía Nacional ha destacado que, en muchos casos, esta catalogación se debe al volumen de pacientes que tienen, como el hospital Clínico de Salamanca, el de la Santísima Trinidad, el centro de salud la Alamedilla y el centro de salud Casto Prieto en el barrio de San José

7 Comentarios

 Hospital clínico (1)
Hospital clínico (1)

La Policía Nacional ha elaborado un censo de centros sanitarios y ha establecido los niveles de riesgo que existen en los mismos, a fin de conocer la situación de seguridad que existen en ellos y poder “amortiguar” las situaciones de agresión al personal sanitario, tal y como ha explicado el interlocutor nacional policial sanitario, Javier Galván

Por su parte, el jefe provincial de la Policía Nacional, Francisco Martín, ha detallado que en Salamanca hay censados 29 centros sanitarios, y otros seis en Béjar. De estos 35 centros, 17 están catalogados como de alto riesgo, trece de riesgo medio y cinco de bajo riesgo.

Martín ha explicado que “no hay necesidad de alarmar” ya que esta catalogación no se debe a que estos centros sean inseguros, sino que se basa en los indicadores que tienen los interlocutores entre los que se encuentran el volumen de pacientes y si tienen o no medidas de seguridad privada. Por ello, entre los 17 que son de alto riesgo destacan el hospital Clínico de Salamanca, el de la Santísima Trinidad, el centro de salud la Alamedilla y el centro de salud Casto Prieto en el barrio de San José.

La figura del interlocutor policial

Según Javier Martín, en julio de 2017 se creó la figura del interlocutor policial para actuar en aquellas situaciones en las que “se veía comprometida la seguridad de los sanitarios”. Este primer año ha servido para identificar el riesgo de los centros y mantener contacto con los directivos de los mismos y los responsables políticos tanto a nivel autonómico como local. A partir de ahí, se ha elaborado un censo, a través de los datos aportados por el Ministerio de Sanidad y las consejerías, sobre los centros que deben formar parte del protocolo.

Una vez realizado este censo, tal y como ha detallado el jefe provincial de la Policía Nacional, se ha establecido el nivel de riesgo de los centros y, a partir de ahí, se ha comenzado a mantener contactos tanto con los directivos de dichos centros sanitarios como con el personal para informarles sobre el protocolo a seguir y que, en cuanto tenga necesidad de asistencia policial, haya una comunicación “rápida” y “fluida” a través del interlocutor.

Por su parte, Galván ha explicado que existe un interlocutor nacional, él mismo, y 54 interlocutores territoriales. Éstos han recibido formación por parte del equipo de negociadores y de los psicólogos de la Policía Nacional en diciembre para “amortiguar” las situaciones de agresión a los profesionales sanitarios. “Creemos más en la prevención”, ha asegurado y ha recalcado la necesidad de que exista un interlocutor entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los centros sanitarios que “hable el mismo lenguaje” en materia de seguridad.

Javier Galván ha puesto en valor la actividad “intensa” realizada por el interlocutor territorial de Salamanca, David Delgado, quien en menos de un año ha efectuado unos 25 contactos con gerentes y directivos de centros sanitarios.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído