Unos 75.000 vehículos no pasarán (ni consumirán) este año por Salamanca al cancelarse la Operación Paso del Estrecho: “Entendemos el problema sanitario, pero la situación económica es muy dura”

El ministro de Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, anunció esta semana la cancelación "en su forma habitual" de la Operación Paso del Estrecho 2020. Según el ministro, los marroquíes residentes fuera de la nación alauita podrán volver a su país de origen cuando se abran las fronteras, pero no ha dado fechas para esta reapertura. Una decisión que deja, de forma momentánea, a millones de marroquíes sin las vacaciones de verano y sin poder ver a su familia. La cancelación, tras semanas de silencio por parte del Gobierno marroquí, se ha anunciado ante la presión de la oposición y supone una gran pérdida para la economía nacional del país norteafricano 

 Paso del Estrecho Europa Press
Paso del Estrecho Europa Press

Sin embargo, no sólo se va a producir una gran pérdida para la economía de Marruecos, la cancelación de la Operación Paso del Estrecho 2020, en su forma habitual,  también se hará notar en Salamanca. Y más en esta denominada nueva normalidad que vive España tras los tiempos más duros de la pandemia de Covid-19.

Y es que el pasado año y según datos de Dirección General de Tráfico, en Salamanca se contabilizaron más de 75.000 vehículos de magrebíes en la Operación Paso del Estrecho de 2019, en la campaña realizada entre el 1 de julio y el 15 de agosto. Todos ellos con matrículas de Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Alemania y Holanda, que regresan a su país de origen durante el verano. La cifra se ha ido incrementando cada año que pasa, ya que la Vía de la Plata está ganando terreno como ruta de paso hacia Algeciras y Tarifa, antes de embarcar en el ferry. En estos dos puertos de embarque cruzan el Estrecho casi 250.000 vehículos en verano.

Hasta este 2020, en el que el Covid-19 lo impedirá. Anteriormente, Salamanca se estaba convirtiendo en un punto elegido por numerosas familias marroquíes para repostar, comer, descansar e incluso hacer una parada en el camino y pasar la noche. Además, aprovechan sus paradas en Salamanca (y en toda la A-66) para hacer acopio de productos que llevan a Marruecos o, a la vuelta, que luego consumen en sus casas europeas.

Lorenzo Colomo, presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de Salamanca y de Federación Regional de Castilla y León de Asociaciones de Estaciones de Servicio (Fereclaes), es también propietario de varias áreas de este tipo que se encuentran en la A-66, como la de La Maya o la de Peñacaballera. Colomi indica que esta decisión de Marruecos —que cuenta con el beneplácito del Gobierno de España— va a suponer la puntilla para este año 2020. “Teníamos la esperanza de que la Operación Paso del Estrecho de este año nos pudiera ayudar, no digo a cambiar de color la cuenta de resultados, pero sí que fuera un pequeño apoyo en el que apoyarnos para tener unas menores pérdidas. Después de esto, estamos bastante preocupados”, asegura a SALAMANCA24HORAS.

Colomo afirma que las estaciones de servicio de Salamanca se encuentran bastante a la expectativa. “Esperábamos que, desde la fase 2, hubiera un repunte de ventas y repostajes, pero no fue relevante. Es cierto que ahora mismo, desde el domingo y el inicio de esta semana, se está mostrando una mejoría porque la gente está comenzando a viajar, pero las ventas no llegan ni mucho menos a los que pasaría en un año normal”, explica el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de Salamanca.

Cabe destacar que las estaciones de servicio en carretera tuvieron que mantener el servicio durante el estado de alarma, por lo que han seguido teniendo gastos pese a las pocas ventas que han tenido. “Ha sido terrible, el año va a ser nefasto”, reitera Colomo.

El cruce de Arapiles es un restaurante situado también en la A-66, por el que pasan muchos de estos súbditos marroquíes que vuelven a su tierra en verano. La cancelación de la Operación Paso del Estrecho, indica Inmaculada que “nos afectará mucho a toda la autovía a su paso por Salamanca”. De la misma opinión es Francisco Javier García, propietario de la estación de servicio GALP de Buenavista. “Esta es una zancadilla más”, asegura. “Hemos estado estos meses en un 10% o 20% de ventas, pero nos han obligado a manteneros abiertos generando gasto”, explica.

Otros propietarios de gasolineras de la zona indican a este diario que tratarán de apañarse como puedan. “Entendemos la situación que hay en España y en el mundo, pero la situación económica es muy dura”.

Las estaciones de servicio de la A-66 en Salamanca se aferran, como casi toda España, a que no haya rebrotes y siga habiendo viajes, aunque no acaben en el ferry dirección Marruecos. Eso, o que Marruecos reconsidere su postura y permita cruzar España a todos aquellos compatriotas que viven fuera del país alauita.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído