El 97% de usuarios de cigarrillos electrónicos asegura haber dejado el tabaco o reducido su consumo

El sondeo también recoge un apartado referente al nuevo Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo, que se presentará este año y que pretende, entre otras cosas, equiparar la legislación del cigarrillo electrónico al tabaco convencional en cuanto a impuestos se refiere, ingredientes, publicidad y venta

EP

6 Comentarios

Cigarrillos electrónicos.
Cigarrillos electrónicos.

El 97% de usuarios de cigarrillos electrónicos afirma haber dejado totalmente el tabaco o reducido su consumo, según una encuesta elaborado por Sigma Dos a 562 usuarios de vapeadores en Madrid, Sevilla, Barcelona y Valencia, en la que ocho de cada diez (78,2%) dicen que se iniciaron en el vapeo para dejar de fumar o por cuestiones de salud y que los líquidos de sabores fueron determinantes para ayudarles a dejar el tabaco o a reducirlo.

El 77,4% de los encuestados apunta que el vapeo para ellos ha sido el método más eficaz frente a otros productos como parches y chicles, y un 78,1% cree que los líquidos de sabores juegan un papel clave para dejar el tabaco. Asimismo, prácticamente todos los encuestados, el 97,6%, afirman que han mejorado su capacidad física y pulmonar gracias al vapeo.

"En España, nada menos que en torno a 470.000 personas han logrado dejar de fumar con el cigarrillo electrónico. Con este nuevo informe se confirma que el vapeo puede jugar un papel extraordinario en la población fumadora. Sin embargo, el Ministerio de Sanidad pone trabas a un método que se ha demostrado, una vez, más que es eficaz para mejorar la salud de las personas. Muchos países han avanzado en esta materia y han conseguido que las tasas de tabaquismo se reduzcan a los mínimos", señala Arturo Ribes, presidente de la Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV) que ha expresado así su preocupación por el hecho de que España se vuelva a quedar retrasada respecto de sus países vecinos.

El sondeo también recoge un apartado referente al nuevo Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo, que se presentará este año y que pretende, entre otras cosas, equiparar la legislación del cigarrillo electrónico al tabaco convencional en cuanto a impuestos se refiere, ingredientes, publicidad y venta. En este sentido, el 61% de las personas encuestadas cree que el Gobierno no está preparado y tiene falta de conocimiento a la hora de tomar decisiones normativas frente al vapeo y que tampoco cuenta con las herramientas necesarias para posicionarse en contra o a favor de él. Además, el 86,5% de los encuestados cree que el vapeo debería tener una regulación diferenciada a la del tabaco. Este porcentaje aumenta en comparación con el informe de 2021.

En España, aunque la posición de las instituciones es diferente, más del 90% de los encuestados por Sigma Dos estaría de acuerdo con que las autoridades sanitarias españolas recomendaran el consumo del cigarrillo electónico para aquellas personas que no quieren o no pueden dejar de fumar. Entre los que sí estarían de acuerdo con esta postura, el 92% considera que el cigarrillo electrónico es menos dañino para la salud que el tabaco convencional.

El sector del vapeo se ha mostrado preocupado por algunas conclusiones de esta encuesta al considerar que demuestra que un 34% de los usuarios recurriría al mercado negro de prohibirse los sabores o que buscaría alternativas en mercados como el francés que permite la venta online de estos productos. "Esto sería desastroso para el sector del vapeo y algo tan básico como la venta online podría acabar con un sector que emplea a más de 3.000 personas en todo el territorio español", concluye Arturo Ribes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído