Las aceras del vial del nuevo Hospital serán reparadas de urgencia antes de cumplir un año de vida

Las obras para sustituir las baldosas hundidas comenzarán el próximo miércoles y no tienen fecha de finalización por la falta de mano de obra y el desabastecimiento

Hundimiento de las baldosas que componen la acera del vial del hospital en la parte del Paseo de la Transición Española.
Hundimiento de las baldosas que componen la acera del vial del hospital en la parte del Paseo de la Transición Española.

Menos de un año desde que se abriera oficialmente al tráfico y a los peatones, las aceras del vial del nuevo Hospital Universitario de Salamanca y la glorieta de acceso volverán a verse envueltas en obras por un grave problema con las baldosas que componen la infraestructura. Este próximo miércoles 17 de noviembre, según ha podido saber SALAMANCA24HORAS, las obras comenzarán para reparar las baldosas rotas, movidas y hundidas que presenta el vial del Hospital tanto en la zona del Paseo de la Transición Española, como en la glorieta de acceso. Por el momento, las aceras del paseo de San Vicente -otro de los elementos involucrados en la obra finalizada el pasado 25 de noviembre de 2020- parecen aguantar sin desperfectos que revistan importancia.

A principios de noviembre este periódico pudo comprobar que una pequeña parte de acera de la rotonda que da acceso al Hospital de Salamanca se encontraba precintada y limitado su acceso con vallas de metal. El Ayuntamiento comenzaba a poner coto a una situación que, a todas luces, parecía insostenible. Lo cierto es que las vallas municipales ya no solo ocupan un triángulo menor en la zona de la rotonda que linda con el río, sino que toda la acera del vial correspondiente al Paseo de la Transición Española y a la glorieta se encuentra limitada por elementos de protección.

El objetivo de las vallas es más que evidente, evitar que los viandantes caminen por encima de las baldosas de cemento que se encuentran ostensiblemente hundidas, movidas y separadas, presentando un terreno irregular por el que la normal circulación es inviable, cuando no peligrosa. Lo sorprendente del asunto es que esas aceras no cuentan ni tan siquiera con un año de vida, puesto que su acceso se abrió el pasado 25 de noviembre de 2020.

Un proyecto de 5,5 millones de euros

Cabe recordar que el nuevo vial, con una longitud de casi 600 metros lineales, conecta el Paseo de San Vicente con la avenida Ramos del Manzano y cuenta con una glorieta en la anterior curva del paseo de San Vicente al paseo del Desengaño que permite el acceso directo a la zona de urgencias hospitalarias, y enlaza con la glorieta Gloria Begué, ejecutada en la avenida Doctor Ramos del Manzano, junto al Puente de la Universidad.

Las obras del vial, que incluyen calzada y carretera, han supuesto un coste de 5,5 millones de euros, de los cuales 3,3 millones fueron una contribución de la Junta de Castilla y León, pero los otros 2,3 millones salieron directamente del bolsillo de los salmantinos. Carlos García Carbayo, alcalde de la ciudad, afirmó durante su presentación que esta infraestructura vertebra Salamanca de este a oeste.

Baldosas hundidas en la acera de la glorieta de acceso al nuevo Hospital Universitario de Salamanca.
Baldosas hundidas en la acera de la glorieta de acceso al nuevo Hospital Universitario de Salamanca.

Desde el Ayuntamiento apuntan “al gran desnivel” del terreno

Desde el Ayuntamiento señalan que las baldosas del Paseo de la Transición y la rotonda de acceso al hospital se han hundido como consecuencia de “movimientos en el suelo” que habituales en estas obras “sobre todo por el gran desnivel”. Asimismo, fuentes municipales precisan que “el terreno necesita un tiempo para su consolidación, y en ese tiempo pueden producirse movimientos como los que han provocado el levantamiento de algunas de las losas”.

Conocedores de esta situación, a lo largo del último mes los técnicos municipales han llevado a cabo mediciones y en las últimas dos semanas, ante lo insostenible de la situación, se ha decido vallar la zona para evitar posibles accidentes y traspiés. El Ayuntamiento, “una vez comprobado que esa consolidación ha culminado”, procederá a acometer el próximo miércoles “las actuaciones necesarias para el fijado de las losas”.

Sin fecha de finalización por la falta de mano de obra y la escasez de suministros

Los trabajos de reparación comenzarán el 17 de noviembre, pero desde el Consistorio confirman que, por el momento, es imposible señalar una fecha de finalización debido a la falta de mano de obra y a la escasez de suministros que presenta el sector de la construcción. De hecho, las propias baldosas de cemento que componen la acera del vial deben mandarse hacer por encargo, ya que en estos momentos no hay stock de este material en particular.

Sin entrar en precisiones técnicas, la metodología de la obra consistirá en levantar las baldosas, desechando las agrietadas y preservando las intactas. Una vez retiradas las losas de cemento, se procederá a aplanar la tierra, añadir una nueva capa de material de apoyo y refuerzo y comenzar a incrustar las baldosas de nuevo. Toda vez que la obra haya finalizado, se espera que esta situación no vuelva a repetirse y no se requieran trabajos de reparación para un proyecto que tan siquiera ha cumplido un año de vida.

Imágenes de las obras del vial en 2020. Foto de archivo.
JOTA7455

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído