Adiós al histórico El Surtidor tras siete décadas de marisco de calidad

La histórica marisquería de Salamanca cerrará sus puertas por la jubilación de su dueño, Alfredo, que recuerda en este reportaje para SALAMANCA24HORAS sus 76 años de historia
 

0 Comentarios

 Adiós al histórico El Surtidor tras siete décadas de marisco de calidad
Adiós al histórico El Surtidor tras siete décadas de marisco de calidad

El Surtidor se inauguró como restaurante en 1941 y estaba situado en María Auxiliadora donde comenzó el sueño de un matrimonio, los padres de Alfredo, por hacerse un hueco en la hostelería charra. El Surtidor original era un bar donde tomar una copa de vino o un café. La idea de convertir El Surtidor en marisquería surgió por el padre de Alfredo, que era gallego, y así el restaurante se convirtió en un referente para disfrutar del marisco en Salamanca. 

El marisco recién traído del norte fue el secreto para que El Surtidor consiguiera una fiel clientela. Además, su marisco fue demandado durante años para celebraciones como bautizos o comuniones, que anteriormente siempre se celebraban en casa. En 1976, se trasladaron a la ubicación que ha tenido hasta la fecha, en la plaza del Poeta Iglesias, en pleno centro de Salamanca. Por allí han pasado un gran número de personalidades de distintos ámbitos: políticos, toreros, deportistas...

Alfredo está satisfecho por el trabajo realizado durante los 50 años que lleva dedicándose plenamente a la hostelería. Su trayectoria y la de su restaurante es una de las más dilatadas de Salamanca, siendo la marisquería que más ha perdurado en el tiempo. “No es fácil mantener un restaurante tantos años”, reconoce Alfredo, que dice que su truco ha sido siempre la calidad y el buen trato. Los productos estrella que han permitido que este restaurante se mantenga durante tantos años han sido muchos, y Alfredo no pude quedarse con uno en especial pero si destaca las gambas de Huelva, los percebes y las nécoras gallegas. 

Como anécdota, en 1970, recuerda Alfredo que batieron récord de ventas y, durante el fin de semana que coincidía con la festividad de San Juan de Sahagún, vendieron un total de 4.000 nécoras, tanto en el restaurante como por encargo. “Antes, los salmantinos celebraban todo en la capital, pero cada vez son más habituales las salidas a otros lugares de España”, afirma de Alfredo, que comenta que antes se trabajaba con márgenes muy pequeños. 

“Ahora los márgenes son mayores y se han incrementado los precios, pero no hay otra forma de hacer frente a los impuestos”, reconoce el dueño.  “Las cosas han cambiado mucho, antes los jóvenes venían mucho a nuestro restaurante, pero ahora prefieren pizzas o hamburguesas”, reflexiona sobre la actualidad, recordando que la juventud antes era habitual en su restaurante, “ahora, la clientela ronda los 35 años”. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído