El aeropuesto de Matacán, punta de lanza contra los incendios en verano, albergará dos aviones anfibios durante la campaña

2 Comentarios

Avión anfibio modelo Canadair para combatir incendios forestales.
Avión anfibio modelo Canadair para combatir incendios forestales.

El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, acompañado del subdelegado del Gobierno en Ávila, Arturo Barral, y el jefe del Área de Protección Civil de la Delegación del Gobierno, Rubén Sande, presentaron este jueves en las instalaciones de la BRIF (Brigada de Refuerzo en Incendios Forestales) del abulense Puerto del Pico los medios que aporta el Estado a Castilla y León en la campaña de extinción de incendios 2021 que arranca estos días y se mantendrá activa hasta finales de octubre.

Salamanca,a través de la base aérea de Matacán, volverá a ser una de las bases fundamentales en la lucha contra los incendios forestales. El aeropuerto será la sede de dos aviones anfibios de gran capacidad que cubrirán las zonas de Castilla y León, Galicia y Extremadura. 

Entre las principales novedades de la campaña puede citarse la suma a los medios del Ministerio de Transición Ecológica, Miteco, en Castilla y León, una nueva unidad UMAP (Unidad Móvil de Análisis y Planificación), cuya misión es analizar el comportamiento actual y previsto del incendio y colaborar en la planificación de su extinción. En 2020, la única UMAP de la región radicaba en Rabanal del Camino (León), a la que se añade este año 2021 una segunda en Rosinos (Zamora). Estas unidades son centrales de operaciones móviles, con sistemas de meteorología, comunicaciones, captación y transmisión de información.

El delegado explicó, junto al subdirector de Política Forestal del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Guillermo Fernández, y el jefe de Protección Civil en la Delegación del Gobierno en Castilla y León, Rubén Sande, los medios que despliega el Estado en la Comunidad Autónoma en la lucha contra el fuego, durante una visita a la BRIF de Puerto del Pico.

Vehículos y aviones antiincendios
Vehículos y aviones antiincendios

A día de hoy, en Castilla y León existen dos tipos de BRIF, las de Tabuyo del Monte (León), y Lubia (Soria), (BRIF-A), constituidas por un jefe de brigada al mando de dos cuadrillas de siete especialistas y un capataz (17 personas en total), -cada cuadrilla es transportada en un helicóptero y se distribuyen en 3 turnos-, y la del Puerto del Pico, (Ávila), (BRIF-B), constituida por un jefe de brigada, siete especialistas y un capataz (9 personas) transportados en un helicóptero, también en 3 turnos.

Sobre esta última existe un proyecto de ampliación, mientras que, por otro lado, se produce la desactivación de las cuatro unidades pilotadas por control remoto (RPAS) que estaban desplegadas en nuestro país, -una de las cuales se encontraba en la Comunidad en el verano de 2020-, debido a la aprobación de una normativa que afecta a estas aeronaves no tripuladas, a la que actualmente es necesario adaptarse.

Así pues, la Comunidad despliega este verano dos aviones anfibios de gran capacidad que actuarán en Castilla y León, Galicia y Extremadura, con base en Matacán (Salamanca), otros dos con capacidad media en Rosinos (Zamora), con área de influencia en Castilla y León y Galicia, un avión de coordinación en León, para el ámbito de Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria, las dos UMAP en Zamora y León, para Castilla y León, Asturias y Cantabria, y las tres BRIF en Puerto del Pico, Tabuyo (León), y Lubia (Soria), con zonas preferentes que abarcan buena parte de la península, desde Castilla y León, Galicia o  Asturias, hasta Madrid, Extremadura, Castilla La Mancha, Aragón, La Rioja, Navarra y la Comunidad Valenciana.

El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, recordó que la campaña se desarrolla tradicionalmente desde el 15 de junio hasta el 15 de octubre y ha sido diseñada a lo largo de los últimos meses por el Comité Estatal de Coordinación (CECOD) en el que participan, entre otros, representantes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco); del Departamento de Seguridad Nacional de Presidencia Gobierno; de las Direcciones Generales de Policía y de la Guardia Civil; de la Dirección General de Tráfico; de la Dirección General de Política de Defensa; y de la Agencia Estatal de Meteorología.

El delegado reiteró el mensaje de petición de prudencia y responsabilidad a la ciudadanía en sus actividades al aire libre, dado que la mayor parte de los incendios forestales los provoca el propio ser humano, así como el llamamiento a denunciar cuando se detectan actitudes intencionadas en la provocación del fuego. Izquierdo señaló que “compete a todos proteger y defender nuestro irreemplazable patrimonio natural”.

Un dispositivo de apoyo a las Comunidades Autónomas

Con el dispositivo de lucha contra los incendios forestales, el Estado complementa la acción que corresponde a las Comunidades Autónomas en virtud de sus competencias en Protección Civil y gestión forestal, aportando medios de titularidad estatal, y facilitando la incorporación de medios de otras Administraciones, así como la ayuda internacional, cuando ésta resulte necesaria.

A lo largo de esta campaña, y como es habitual, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior informará diariamente de su evolución, a través de las redes sociales, de comunicados de prensa y de su página web. De manera simultánea, la Agencia Estatal de Meteorología, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, publica cada día mapas del riesgo de incendio según variables climatológicas y factores como la sequedad del suelo, entre otros indicadores.

Aunque los meses de verano son los que entrañan un mayor riesgo en la mayor parte del territorio, los medios del Miteco permanecen activos durante todo el año, ya sea en tareas de prevención (con las Brigadas de Labores Preventivas) o en labores de extinción en aquellas regiones donde el mayor riesgo de incendios se desplaza a otras épocas del año, como la cornisa cantábrica, con mayor recurrencia en los últimos meses del invierno.

El Miteco pone a disposición de las comunidades autónomas aeronaves y medios materiales y humanos, en especial las Brigadas de Lucha contra Incendios Forestales (BRIF). Los medios aéreos de gran capacidad del Miteco  son operados por personal del 43 Grupo del Ejército del Aire, a través de un convenio firmado entre el Miteco y el Ministerio de Defensa que lleva 50 años en funcionamiento.

Son, en total, en todo el país, 69 medios aéreos: 18 aviones anfibios Cl-215T y CL-415, 4 helicópteros de vigilancia, 8 helicópteros bombarderos Kamov, 10 aviones de carga en tierra AT-802, 6 aviones anfibios AT-802FB, 19 helicópteros medios de transporte de brigadas y 4 aviones de coordinación y observación (ACO).

A ellos, se suman 7 unidades móviles de análisis y planificación sobre el terreno y cerca de 1.000 efectivos entre técnicos, pilotos y mecánicos de las aeronaves, personal de las brigadas forestales y las bases de medios aéreos y trabajadores del Ministerio, entre otros.

Para ello, el Miteco destinará este año 85 millones de euros, sin contar el coste del personal funcionario. La actividad de este dispositivo se centraliza a través del Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales (CCINIF), como encargado de dirigir el operativo nacional durante todo el año.

UME y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad

Por otra parte, la Unidad Militar de Emergencias, bajo la dependencia funcional del Ministerio del Interior, aporta 1.400 efectivos en intervenciones de ataque directo al fuego y otros 1.500 en funciones de apoyo logístico, junto a los correspondientes medios materiales, tanto terrestres como aéreos. La activación de esta capacidad extraordinaria del Estado se realiza por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias a través del Centro Nacional de Seguimiento y Coordinación de Emergencias, CENEM, a petición de las Comunidades Autónomas cuando se vean desbordadas en sus capacidades.

El dispositivo del Estado se completa con las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía) en tareas de vigilancia, prevención e investigación y de la Dirección General de Tráfico, que pone a disposición sus paneles de información variables para colocar mensajes sobre el riesgo de incendios, entre otras actuaciones, como las informaciones por radio. Desde el Centro Nacional de Seguimiento y Coordinación de Emergencias (CENEM) se realiza un seguimiento continuo de las situaciones declaradas y se suministra información actualizada a todos los Órganos implicados para facilitar la pronta toma de decisiones.

Un verano caluroso y seco

En lo que llevamos de año 2021, aunque por debajo de la media tanto de número de incendios como de superficie afectada en el último decenio, se han producido 6 grandes incendios, lo que supera ligeramente la media de grandes incendios de la última década. El pronóstico de AEMET hasta agosto indica que prácticamente todo el país registrará temperaturas más elevadas de los valores normales para esta época del año.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído