Aire fresco para los hosteleros salmantinos con la entrada en vigor del nivel 2: “Se presenta un verano como no hacía en mucho tiempo”

Las opiniones de los hosteleros varían mucho, y se pueden advertir con declaraciones que van del “el que diga que no hace caja miente” al que opina que “estas medidas están siendo injustas con el ocio nocturno. Somos los más perjudicados”

Aire fresco para los hosteleros salmantinos con la entrada en vigor del nivel 2: “Se presenta un verano como no hacía en mucho tiempo”
Aire fresco para los hosteleros salmantinos con la entrada en vigor del nivel 2: “Se presenta un verano como no hacía en mucho tiempo”

A partir de, este viernes, 4 de junio, Salamanca baja al nivel 2 del semáforo COVID.  Esta nueva normativa trae de la mano nuevas restricciones que afectarán entre otros sectores a la hostelería, un sector que ha sido gravemente afectado durante la pandemia.

Parece ser que la COVID-19 está dando un respiro a la población, acelerando la esperada vuelta a la normalidad, que cada vez está más próxima. Sin embargo, las restricciones siguen estando presentes en nuestra vida, marcando su ritmo. Un ritmo con el que pocos ciudadanos están de acuerdo, entre ellos los hosteleros. Por ese motivo, SALAMANCA24HORAS ha decidido salir a la calle y conversar con algunos establecimientos de nuestra ciudad para conocer sus impresiones en primera persona el día que se reducen las restricciones.

MG 1873

Las nuevas medidas, en realidad, no suponen un gran cambio para este sector, al que le van a permitir tan solo un simple respiro. Seguirá sin poderse consumir en la barra, y respecto al aforo seguirá siendo el mismo que hasta ahora. Los dos grandes cambios más significativos hacen referencia al número de grupos permitidos por mesa, que se ampliará de 6 a 10 individuos. En relación al horario, el interior de los bares permanecerá abierto hasta la 01:00 de la mañana. Sin embargo, respecto a las terrazas podrán abrir según la ordenanza municipal de cada municipio. En el caso concreto de Salamanca capital, podrán estar abiertas hasta las 01:30 horas de domingo a jueves y viernes, sábados y vísperas de festivos, a las 02:30 horas.

La opinión de los hosteleros, como ya se mencionaba anteriormente, es dispar. Algunos piensan que las restricciones están yendo acorde a cómo está avanzando la situación pandémica. Y por el contrario, hay otros que se inclinan porque esta situación está siendo un retroceso para el sector. La conclusión general a la que llegan todos ellos es que la gente tiene ganas de salir, y eso se está notando en su respuesta.

MG 1877

“Cuanto menos restricciones tengamos nos resulta mejor porque podemos atender a un mayor número de personas. El volumen de trabajo, afortunadamente, está siendo bastante alto. Tener opciones a mesas de 8, 9 o 10 personas lo facilita, sobre todo porque estamos en plena época de comuniones, graduaciones, y reuniones familiares. Nuestro volumen particular de trabajo está siendo bastante bueno. Las restricciones en sí nos afectan, pero como conjunto en general. De momento, nosotros no podemos quejarnos”, desvela Andoni Sánchez, encargado del restaurante La Sastrería, situado en la plaza del Mercado. 

Una visión positiva la muestran también desde el bar de tapas La Fea, ubicado al lado del anterior. Su propietario, Sergio Amaro, reconoce que “es ventaja respecto al horario para la gente, ya que a priori no tenía mucho sentido que fuera permitieran estar hasta la 01:00 y dentro hasta las 00:00. Personalmente no creo que la Covid se adapte a un horario concreto, no tiene mucho sentido. En relación con el aumento de comensales en la mesa, sí nos beneficia, ya que hasta ahora teníamos que estar un poco a la pelea con la gente para que no se juntaran. De esta manera nos dan un margen mayor”. 

Aunque desvela que “nosotros somos un negocio nuevo, no tenemos un histórico de años anteriores y hemos sobrevivido. Suponemos que va a ser mejor porque vamos a trabajar en mejores condiciones que hasta ahora”.

MG 1891

El Mesón Gonzalo, ubicado en la Plaza Mayor, y siendo uno de los restaurantes más reconocidos de nuestra capital, ha acogido la noticia con satisfacción. Por ello, su veterano camarero, Florentino Herrero, nos confiesa que es muy importante que se amplíen el número de comensales juntos y se dé margen al horario. De cara al verano se anticipa a afirmar que “se presenta un verano como no hacía en mucho tiempo, porque la gente tiene muchas ganas de salir, y si pasamos a Fase 1 el horario se alargará, el aforo en el interior será superior y eso permitirá una remontada al sector”.

MG 1885

Al contrario, los empleados de la Jamonería de Carmen no han acogido con el mismo agrado la publicación de estas nuevas medidas y explican que “todas las restricciones son fastidiadas porque nos impiden hacer nuestro trabajo. Además el ritmo de las restricciones va muy lento, tendrían que levantarnos un poco el pie del acelerador”.

La situación se muestra de otro color, un color más negro, si nos ponemos en la piel de los locales dedicados al ocio nocturno. Aunque en este ámbito las contraposiciones se hacen notar más. Por ello, desde el pub O´Haras, Carol Trujillo, encargada del negocio adelanta que “estas nuevas restricciones nos van a beneficiar claramente”.  

Afirma, a título personal, que las restricciones llevadas a cabo “están bien porque unas más aceleradas, sin que la mayor parte de la población este vacunada, no compensaría. Se agradece la ampliación de horario, pero a la vez se está más expuesto. En relación con el ocio nocturno, nos afecta muchísimo porque cuando la gente empieza a animarse a las doce de la noche los tienes que echar. Pero la gente está modificando sus rutinas, y el ritmo de las restricciones sí nos están permitiendo una remontada, el que diga que no hace caja miente. No se hacen las cajas de antes de la pandemia, pero se trabaja bien”.

MG 1901

El mismo cambio de rutina que está permitiendo que los locales nocturnos vayan cobrando vida poco a poco, lo apoyan desde el Grand Hotel, quienes creen que “la gente está respondiendo muy bien por la tarde, estamos notando el cambio de rutina, la gente sale a cenar y está empezando a coger el mismo ritmo de antes de la pandemia”.

Una opinión muy contraria, de hecho negativa, es la que nos precipita Marcos Martín, propietario de los pub El Pino y Dalí Copas, ambos ubicados en paseo de Carmelitas: “Las nuevas restricciones creo que no son justas porque si en Salamanca el número de contagios es bajo no entiendo porque tenemos que estar igual que otras provincias, deberíamos estar ya en Fase 1".

"En cuanto al ritmo de las restricciones deberían acelerarse porque a los que pertenecemos al ocio nocturno nos afecta especialmente. Llevamos un año fastidiado, en barra no se puede consumir, y eso hace que la gente entre en un pub de noche, no puede ir a la barra, no puede acceder a la pista de baile tampoco, y a un 50% con metros de separación no es una situación viable. Estas medidas están siendo injustas con el ocio nocturno. Somos los más perjudicados”, sentencia.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído