​La AMPA del colegio Rufino Blanco ‘explota’ contra “la improvisación” de la Junta de Castilla y León para la vuelta a las clases

A través de un comunicado, han mostrado su descontento con “la Dirección Provincial, la Consejería de Educación y, por tanto, de la Junta de Castilla y León”, por despreciar el trabajo realizado por el equipo directivo y el profesorado del centro al no querer desdoblar los cursos de 1º de Primaria e Infantil y hacer uso de los espacios cedidos por el Ayuntamiento

24 Comentarios

 250670
250670

La Asociación de Madres y Padres del Colegio de Educación y Primaria Rufino Blanco están indignados por “las actitudes y acciones de las autoridades y nos solidarizamos con el profesorado”. Este grupo de padres y madres han querido denunciar la actitud de la Dirección Provincial y de la Consejería de Educación a la hora de modificar a última hora los criterios que el centro venía preparando desde hace tiempo “incluso con los profesores trabajando en días festivos”

Así, según exponen en el comunicado, el domingo 6 de septiembre “el director provincial de Educación y tres inspectores, acuden al centro e indican a la directora que, según el protocolo, los desdobles los tiene que hacer en 2º, 3º, 4º y 6º de Primaria, y no en 1º de Primaria ni en los tres cursos de Infantil”, como había preparado el centro

De esta forma, el Colegio intenta buscar dos espacios nuevos para desdoblar 1º y 2º de infantil. Así, la directora insiste en poder utilizar aulas fuera del colegio, y “más aún después de que el día 4 de septiembre el Ayuntamiento de Salamanca ofreció a todos los centros escolares instalaciones para poder descongestionar los colegios. El Director Provincial indica que la Junta de Castilla y León no permite sacar aulas a otros espacios que no sean los escolares”.

Esto ha hecho que la indignación haya crecido de manera considerable entre los padres y madres de este centro educativo, pero también que  “se desprecie todo el trabajo que ha realizado el equipo directivo y el conjunto del profesorado del centro, cambiando continuamente los protocolos, dotándoles apenas de ningún recurso, y obligando al profesorado a dedicar días festivos y horas fuera del trabajo para atender a las necesidades de los niños y niñas, para que luego parte del trabajo tengan que rehacerlo en 48 horas”.

Así mismo ven “incomprensible que se decida condenar a grupos burbuja de hasta 25 alumnos, con una edad donde el contacto es inevitable y la mascarilla no es de uso obligatorio, a aumentar el riesgo de contagio y multiplicar el número de personas en cuarentena. Según parece, se priman intereses económicos a los sanitarios, con una mentalidad cortoplacista, sin prever las consecuencias a medio y largo plazo de no reducir los grupos susceptibles de confinarse o no aumentar los medios personales y materiales, un aumento que solo puede redundar en futuras mejoras educativas que revertirían a medio y largo plazo en la salud y economía del país”.

Por este motivo exigen una explicación por la que se impida utilizar espacios que el Ayuntamiento ha cedido. Del mismo modo, creen que “ante tanta improvisación y prisas (que exponemos con datos reales, a pesar de que desde la Dirección Provincial y la Consejería de Educación se intente defender en los medios que en ningún colegio se incumplirá la distancia de seguridad), hubiera sido más razonable retrasar o escalonar el comienzo del curso en Educación Infantil y Primaria, y así preparar bien las medidas, espacios, protocolos, en lugar de dejar a los colegios la responsabilidad de ejecutar todo en apenas 3 días laborables”.

En definitiva, la Junta Directiva de la AMPA quiere hacer pública su indignación “ante estas actitudes y acciones por parte de las autoridades educativas, y se solidariza con el equipo directivo y el claustro de profesores del colegio”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído