En lo que va de año ‘Las Dunas’ ha recogido 488 animales y ha liberado a 208

Mientras que 110 entraron ya fallecidos y 44 fueron sacrificados al estar “en condiciones irrecuperables”

 Buitre las dunas
Buitre las dunas

En lo que va de año, el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de ‘Las Dunas’ ha recogido 488 animales “tanto vivos como muertos”, como ha explicado a SALAMANCA24HORAS uno de los responsables de la Sección de Espacios Naturales y Especies Protegidas de la Junta de Castilla y León (a la que pertenece ‘Las Dunas’), Roberto Carbonell. De todos ellos, se han liberado 208, mientras que 110 entraron ya fallecidos y 44 fueron sacrificados al estar “en condiciones irrecuperables”.

Según avanza Roberto Carbonell, “la mayoría de casos es por gente que nos llama y los agentes van a donde han recibido el aviso”. Todos los animales son llevados al centro, con preferencia por los vivos, pero “los animales muertos nos interesan para saber cuál ha sido la causa de la muerte”.

Igualmente, “los animales vivos nos interesan para saber cuáles son los problemas que han tenido y luego recuperarlos”, algo que lograron hacer con este buitre que ya surca los cielos de la provincia de Salamanca y vive en libertad.

Ante la duda, es mejor dejarlos donde están si su vida no corre peligro

Carbonell ha explicado que muchas veces los ciudadanos llaman al centro o recogen animales jóvenes, “que están capacitados para seguir adelante, pero por una conciencia y por compasión errónea nos los traen al centro pensando que están abandonados o que están sin los padres”.

Tal y como ha dicho, lo más probable es que los padres estén cerca esperando a que las personas se marchen para volver con sus crías, por lo que lo mejor es dejarlas donde están, asegurándose de que su vida no corre peligro. “Son actitudes bien intencionadas, pero no son las más acertadas. Nosotros agradecemos la intención de la gente pero a veces son un problema más que una solución para el propio animal, aunque se pretende ayudar”, explica Carbonell.

“Pasa algunas veces con los corzos, que de repente las crías parecen abandonadas y desvalidas, porque tienen un aspecto como muy desvalido, y resulta que no lo están. Están esperando que nosotros nos retiremos para seguir con sus padres. Muchas veces los dejan acurrucados mientras ellos están por ahí comiendo”, ha detallado el responsable de la Sección de Espacios Naturales y Especies Protegidas, quien asegura que “tenemos muchas llamadas sobre todo cuando se emancipan pollos de gorriones, de patos, de palomas, muchos de los animales que entran es por esta vía, y no es necesario”. “Mejor, antes que recogerlo, es preguntar”, ha subrayado.

Del mismo modo, Roberto Carbonell se ha referido a la cantidad de animales que llegan al centro por un disparo debido a “una mala práctica de la caza”, una actuación perseguida por la Junta cuya “responsabilidad no sólo es penal para la persona que pega un tiro a una especie protegida, sino que se pueden adoptar medidas cautelares de cerrar cotos de caza”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído