​ANPE exige al Ministerio que establezca unas instrucciones claras y concretas de cara al final de curso.

El sindicato pide que estas normas se apliquen en todas las comunidades autónomas, respetando la autonomía de los centros y la libertad de cátedra del profesorado

 Profesores
Profesores

Tras la rueda de prensa en la que la Ministra de Educación ha detallado el contenido de la reunión celebrada de la Conferencia Sectorial de Educación, desde ANPE exigen al Ministerio que ejerza “su liderazgo” dictando unas instrucciones claras y concisas para este final de curso y que sean comunes para todo el Estado.

Para ANPE, las medidas que se vayan a adoptar y las instrucciones a aplicar por los centros educativos y sus docentes “deben ser claras, concisas y estar consensuadas con todas las comunidades autónomas” para evitar diferencias entre las mismas y que puedan afectar al principio de igualdad de oportunidades del alumnado, relatan en un comunicado.

Ante la idea no suficientemente aclarada de promover un aprobado generalizado para el alumnado, desde ANPE apuestan por una evaluación “flexible, pero también rigurosa y objetiva”. Creen que las decisiones sobre la evaluación y promoción del alumnado deben recaer en el profesorado de cada uno de los grupos de alumnos “que es quien conoce al alumnado y tiene los suficientes elementos para tomar las decisiones sobre su promoción o no”, tanto por lo trabajado en los dos primeros trimestres, fundamentalmente, como por lo que se realice durante este periodo de confinamiento.

“En ningún caso las decisiones de promoción casi generalizada de curso que se pretende pueden socavar el principio de autonomía de los centros y la libertad de cátedra del profesorado”, insisten.

Además, desde ANPE plantean que las recuperaciones de las materias pendientes se puedan realizar en el mes de septiembre y que, de cara al inicio del curso siguiente, se lleve a cabo una evaluación inicial de diagnóstico para poner en marcha medidas de refuerzo, destinando los recursos necesarios para ello, con medidas como apoyos y desdobles en las materias que sea necesario, lo que beneficiaría a todo el alumnado.

Sobre las decisiones de mantener los centros abiertos en el mes de julio, se trata más bien de una medida de carácter asistencial y lúdica “ya que en ningún caso participarán de las mismas ni el equipo directivo ni el profesorado del centro”, puesto que serán realizadas por personal ajeno al mismo.

ANPE, una vez más, quiere reconocer el enorme trabajo del profesorado para adaptarse a esta nueva situación y pide a las administraciones educativas que confíen en el profesorado y en la gran labor que vienen realizando ahora y antes del confinamiento. Y exige que se pongan en marcha para el futuro todos los recursos que sean necesarios para la digitalización total de los centros y del alumnado, evitando la brecha digital actualmente existente.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído