El antiguo colegio de la Caja de Ahorros en Garrido volverá a tener actividad docente un cuarto de siglo después

El inmueble ubicado entre las calles Los Tilos y Fresno, cerrado gran parte del tiempo desde los años noventa, está siendo rehabilitado tras adquirir Asprodes el inmueble a la Fundación Caja Duero. Ya se ha solicitado al Ayuntamiento una licencia ambiental por parte de Viveros El Arca. Dentro de la parcela se habilitarán cuatro plazas para estacionamiento de vehículos

0 Comentarios

 El antiguo colegio de la Caja de Ahorros en Garrido volverá a tener actividad docente un cuarto de siglo después
El antiguo colegio de la Caja de Ahorros en Garrido volverá a tener actividad docente un cuarto de siglo después

La Comisión Policía, Tráfico y Transportes del Ayuntamiento de Salamanca abordará este miércoles la solicitud de licencia ambiental por parte de Viveros El Arca de Asprodes para un establecimiento dedicado a la actividad docente en la calle Los Tilos del barrio Garrido. 

Se trata del antiguo colegio de Educación Infantil de la Caja de Ahorros, donde acudían los entonces denominados ‘parvulitos’, que cerró sus puertas en los años noventa. Posteriormente se reabrió parcialmente algunos años como una sede más de la escuela de pintura de Caja Duero. Sin embargo, con la fusión de las entidades de ahorro y la reestructuración de su fundación, este inmueble volvió a quedar cerrado.

Ahora volverá a recuperar su actividad docente gracias a Asprodes, una organización sin ánimo de lucro abierta a quienes desean participar en un proyecto que tiene como fin la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias. En la actualidad gestiona diferentes centros de día y residencias en Salamanca y su provincia, donde da apoyo a más de 750 personas con discapacidad y sus familias.

En concreto, en el antiguo colegio de la Caja de Ahorros se procederá a la formación de personas para su plena inserción en la sociedad y su capacitación para el desempeño de actividades productivasa. Todo ello dentro de un inmueble con dos aulas, gimnasio, comedor, aseos y vestuarios.

Además, el proyecto contempla la dotación como mínimo de una plaza de aparcamiento por cada cien metros cuadrados de superficie construida. Teniendo en cuenta los 473 metros, una vez deducidos almacenes, se proyectan cuatro plazas en el interior de la parcela.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído