Aprobada inicialmente la nueva ordenanza de terrazas para Salamanca, no exenta de polémicas: “Esta ciudad se ha convertido en una Gymkhana”

La oposición ha criticado la nueva ordenanza al creer que perjudica a los peatones, mientras que PP y Cs la defienden a ultranza por el beneficio hostelero

Mamparas en las terrazas
Mamparas en las terrazas

Estaba claro que iba a traer polémica y solo en su aprobación inicial ya ha habido un serio cruce de declaraciones entre los diferentes grupos representados en el Ayuntamiento de Salamanca. Nunca llueve al gusto de todos y mucho menos en política. En el Pleno Municipal el equipo de Gobierno ha defendido la aprobación de la nueva ordenanza de terrazas, mientras que la oposición ha criticado una medida que creen que “no resolverá los problemas del futuro”.

Hay dos ordenanzas diferentes, pero relacionadas a su vez. Una afecta a la Plaza Mayor y aledaños, la que ha traído más controversia, y otra que se aplica al resto de barrios de la ciudad. La principal novedad de ambas es que se deberá respetar obligatoriamente una distancia de 1,80 metros para que puedan pasar los peatones entre la terraza y la fachada.

Virginia Carrea y Carmen Díez, ambas integrantes del Grupo Mixto, han sido las más críticas con estas nuevas ordenanzas al entender que seguirá “siendo una tarea difícil caminar por Salamanca”.

Para Carrera esta nueva ordenanza, que se ha aprobado inicialmente, “es incompatible con caminar por la ciudad. No han pensado en los peatones. Solo piensan en quien va en coche oficial. No estoy en contra de las terrazas, que no se me malinterprete, pero estoy en contra de que se regale la calle a algunos hosteleros. Zonas donde era impensable poner una terraza, ahora ya lo tenemos como un derecho”, ha defendido la concejal del Grupo Mixto.

Del mismo modo, Carrera se ha dirigido en concreto a Fernando Carabias y le ha pedido que piense en las personas con dificultades físicas: “Cierre los ojos, señor Carabias, e imagine que usted el día de mañana tiene que ir caminando por la ciudad con unas muletas o con un carrito de bebé, que algunas veces va, ¿Cómo se camina por esta ciudad? Pues con muchos obstáculos. No todos los huecos libres tienen que estar ocupados por una terraza. Ponga un banco, un árbol…” Así mismo, ha preguntado si hay miedo a algunos hosteleros, “no podemos tener a la Policía Local vigilando a los que lo hacen mal, pero no sancionando. Entiendo que pueden tener amistad o un negocio, pero eso no exime de que esa ordenanza tiene que regular poder caminar”.

Fernando Carabias, por su parte, ha querido defender ‘su’ ordenanza dejando claro que “quiero lo mejor para los salmantinos y no será un impedimento para que caminen cómodamente por las calles de Salamanca. Se ganará espacio para los peatones. La Rúa Mayor tendrá autorizados menos veladores, de 48 sillas se pasa a 40, por ejemplo”.

Esta última declaración ha chocado con la apreciación sobre la ordenanza por parte de Carmen Díez, quien ha detallado algunos números de los nuevos veladores que habrá en ciertas calles: “En la calle Meléndez, nuestro plan b para cuando la Rúa está llena, ya nada. Ya está llena de terrazas y habrá ocho veladores más con sus correspondientes sillas. En la calle Concejo, que ya está muy lleno, tendrá seis veladores más con un problema para las personas ciegas, pues la normativa explica que no puede haber terrazas adosadas a las fachadas. En Poeta Iglesias habrá 170 metros cuadrados más y otros 55 veladores. No se han resuelto problemas, se han puesto más”.

Por último, sobre las dos ordenanzas, que han sido aprobadas con el voto favorable de PP y Cs, Chema Collados ha valorado, en nombre del PSOE, que se trata de una ordenanza que no resuelve problemas. “Esta ciudad se ha convertido en una Gymkhana”, añadiendo, además, el problema que traerá, también, que las terrazas estén ocupando aparcamientos y, “encima, están muchas veces vacías. Esto es culpa de quienes regulamos todo esto, esta ordenanza viene mal hecha”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído