Aqualia certifica que su agua es “totalmente potable” debido a las llamadas de una empresa cuestionando su calidad

La empresa en cuestión intenta convencer a los vecinos, mediante una prueba química engañosa, de la necesidad de instalar equipos de ósmosis. Ante la gravedad de los hechos, Aqualia reitera el exhaustivo control con más de 50.000 determinaciones analíticas al año, que garantizan la calidad del agua que suministra en los municipios que gestiona en la provincia

7 Comentarios

 Agua grifo
Agua grifo

Aqualia, empresa concesionaria del servicio de aguas en varios municipios salmantinos, informa de que se han detectado en los últimos días llamadas a domicilios particulares de distintas localidades por parte de una empresa dedicada a la venta de equipos de tratamiento de agua en las que, alegando presuntos problemas de calidad del agua, les instan a comprar unos mecanismos de ósmosis.

Estas personas les han dejado intranquilos sobre la calidad del agua que consumen, puesto que les realizan un situ una demostración en la que, mediante una prueba química engañosa, el agua del grifo se vuelve oscura, mientras que la que ellos llevan como tratada por el mecanismo que comercializan no sufre esta coloración.

Aqualia aclara que cualquier agua, sea esta del grifo o embotellada, contiene sales minerales necesarias para nuestro organismo. La prueba que estas personas realizan consiste en aplicar un proceso electroquímico que debido a la presencia de sales conduce bien la electricidad y se desprenden especies químicas de los electrodos que oscurecen el agua, sin que esto signifique que el agua sea de mala calidad o no potable; simplemente pone de manifiesto que esas sales minerales existen, pues de lo contrario estaríamos bebiendo agua destilada.

De hecho, explican que si al agua osmotizada que dicha empresa considera “pura” le ponemos un poco de sal, se pondrá igualmente oscura y solo le habremos añadido inocua sal de mesa, nada de contaminantes peligrosos. “El agua tiene que tener minerales, no debemos beber agua destilada ya que nos deshidrataríamos al eliminar nuestros propios minerales.”

Por tanto, Aqualia reitera que el agua de los grifos de los municipios en los que presta servicio está regulada por un exhaustivo control sanitario que la certifica como totalmente potable. Además, Aqualia, en su compromiso de calidad, analiza el agua de la red de distribución en los puntos ya habilitados para ello, sin necesidad de acceder al interior de las viviendas.

Aqualia quiere transmitir la confianza en el exhaustivo control que se realiza sobre el agua distribuida en los municipios que gestiona en la provincia, más de 50.000 determinaciones analíticas al año en laboratorio acreditado bajo la norma ISO-17025, cumpliendo lo establecido en el RD 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano.

Además, las Autoridades Sanitarias de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, realiza sus propios controles de vigilancia, llevando a cabo los correspondientes análisis. De esta forma, la suma de los dos tipos de control garantiza la calidad del agua suministrada en la provincia.

Además, los datos relativos a la calidad del agua distribuida y los resultados de las muestras analíticas efectuadas, pueden ser consultados a través del Sistema de Información Nacional de Consumo –SINAC- del Ministerio de Sanidad, http://sinac.msc.es

Aqualia reitera su compromiso con los vecinos y trabajan día a día para ofrecer agua de gran calidad, poniendo a disposición del servicio los medios humanos y técnicos más avanzados que garanticen un exhaustivo control del agua suministrada.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído