Aquellos jóvenes "discretos y de buenas maneras" de la plaza salmantina de Castrotorafe que resultaron ser el comando Madrid de ETA

Aquellos jóvenes "discretos y de buenas maneras" de la plaza salmantina de Castrotorafe que resultaron ser el comando Madrid de ETA
Aquellos jóvenes "discretos y de buenas maneras" de la plaza salmantina de Castrotorafe que resultaron ser el comando Madrid de ETA

Este jueves, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a 1.008 años de prisión al miembro del comando Madrid de ETA, Juan Luis 'Jon' Rubenach Roig, por el atentado que la banda terrorista cometió contra el entonces secretario de Política Científica del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Juan Junquera, el 6 de noviembre de 2001 en la calle Corazón de María de Madrid, a través de un coche bomba cuyo material guardaba la banda en un piso ubicado en la ciudad de Salamanca. Junquera, por suerte, resultó ileso.

Aquella vivienda fue encontrada dos días después por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, el 8 noviembre de 2001. Era "un piso franco y operativo de ETA", según informó entonces el ministro del Interior de entonces, Mariano Rajoy, en el que el comando Madrid "guardaba 40 kilos de dinamita Titadine, así como un cetme, un subfusil y varias pistolas, detonadores, material para la confección de explosivos y un ordenador".

Tras la primera conmoción, se supo que el piso estaba en el número 9 de la plaza de Castrotorafe, en el barrio de Capuchinos, por lo que encendió todas las alarmas en la ciudad, ya que se encontraba situada muy cerca del Cuartel General Arroquia. La localización del piso franco fue consecuencia de las investigaciones que los agentes realizaron tras la captura de dos de los terroristas que intentaron matar a Junquera, y que resultaron ser Ana Belén Egües —que había sido concejala de Herri Batasuna en el ayuntamiento guipuzcoano de Elduayen— y Aitor García Aliaga.

Ana Belu00e9n Egu00fces y Aitor Garcu00eda Aliaga, los dos terroristas que estuvieron en Salamanca y fueron capturados tras el atenteado de Madrid


Ana Belén Egües y Aitor García Aliaga, los dos terroristas que estuvieron en Salamanca y fueron capturados tras el atenteado de Madrid <br>

Eso sí, en aquel entonces, los terroristas que se encontraban en Salamanca escaparon antes de que llegara la Policía. Cuando entraron los agentes, ya no había nadie en el interior. La vivienda tenía una extensión aproximada de 70 metros cuadrados, distribuidos en tres habitaciones, además de salón y cocina. Ya entonces se supo que la había alquilado en el año 2000 Rubenach, uno de los fugados.

Los terroristas habían podido pasar desapercibidos para subir la dinamita, y no habían sido identificados durante su estadía en Salamanca ni en los viajes que realizaban a Madrid.

Juan Luis Rubenach fue entregado por Francia en 2019, donde huyó tras la detención de Egües y Garcia Aliaga. La sentencia dada a conocer este jueves indica que Rubenach se desplazó a Madrid en septiembre de 1999 y hasta noviembre de 2001 vivió entre Madrid y Salamanca. En Salamanca, formó parte del comando que custodiaba las armas y explosivos que traían de Francia.

El interior del piso

Dentro de la casa de la plaza de Castrotorafe, los agentes encontraron 13,750 kilogramos de explosivo 'Titadin 30A', 13 metros de cordón detonante de color verde, 3,5 metros de cordón detonante de color rojo, una caja de plástico con rollo detonante en su interior, material eléctrico y pilas para la confección de artefactos explosivos, detonadores instantáneos y de retardo, notas manuscritas con instrucciones de montaje de artefactos explosivos, un manual sobre explosivos con el anagrama de ETA, un fusil de asalto H&K, un subfusil MAT, un cargador de pistola, cinco cajas de cartuchos de pistola y una caja con 20 cartuchos de Winchester 308.

Rubenach era "un excelente cocinero"

Tras la localización del piso, el periodista Ignacio Francia publicó en El País que los terroristas del comando Madrid aprovechaban sus estancias de fin de semana en Salamanca, camuflados entre miles de estudiantes, para recoger información sobre cargos públicos y concejales de Salamanca con vistas a convertirlos en potenciales objetivos. Sin embargo, las personas sobre cuyos hábitos ya habían recogido datos no iban a convertirse en objetivos inmediatos. 

Juan Luis 'Jon' Rubenach, el fugado de Salamanca que ha sido condenado este jueves


Juan Luis 'Jon' Rubenach, el fugado de Salamanca que ha sido condenado este jueves <br>

"La mayoría de los vecinos apenas coincidió con ellos pero los recuerdan como unos jóvenes 'discretos y de buenas maneras'. Así los ha definido la cobradora de los recibos de la parroquia de Lourdes, quien la semana pasada llamó al 2° D para pasar al cobro la cuota. Cuando le abrieron, le respondieron que el piso era alquilado y que, por ese motivo, no abonaban el recibo. A esa corrección se ha referido también la vecina del piso superior al ocupado por los etarras, a quien hace unos días se le cayó una toalla sobre el tendedero de los terroristas. Cuando su hija regresó de pedírsela, comentó que eran 'muy majos'. Fuentes policiales han agregado que, al menos en una ocasión, Rubenach cocinó un bacalao para un vecino, quien, al ser interrogado, comentó que el etarra era 'un excelente cocinero'", contó Francia en las páginas de El País del 8 de noviembre de 2001.

El hermano de uno de los terroristas de los "Sucesos de la Foz de Lumbier"

Rubenach Roig, que fue condenado este jueves, es el hermano de Germán Rubenach, miembro del comando Nafarroa que resultó herido de gravedad en junio de 1990 en los denominados "Sucesos de la Foz de Lumbier" después de que, supuestamente, se disparara un tiro en la cabeza con intención de suicidarse. En el mismo episodio, un tremendo enfrentamiento con la Guardia Civil, resultaron muertos sus compañeros de comando Susana Arregui y Juan María Lizarralde.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído