Arranca la EBAU más extraña de los últimos años en Salamanca: “¿Por qué si todos podemos acceder a las mismas universidades, los exámenes son tan distintos?”

La mayoría de los estudiantes no está de acuerdo con el modelo actual de la EBAU

 EBAU 2020 (8)
EBAU 2020 (8)

TEXTO: DAVID BARRUECO Y EVA FERNÁNDEZ

A las 9 de la mañana se pasaba lista para dar el pistoletazo de salida a la primera prueba de la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), la de Lengua Castellana y Literatura que este año contaba con tres opciones para elegir un tema a desarrollar en lugar de los dos que suelen ser habituales. En concreto, este año han tenido como protagonistas a Camilo José Cela, Miguel Delibes y la novela de 1939 a 1975 en el primer tema; la poesía a principios de siglo, modernismo y generación del 98, Rubén Darío y Antonio Machado en el segundo tema y el teatro de 1939 a 1975 y Antonio Buero Vallejo en el último.

Una Selectividad que, este año, es extraordinaria, como no podía ser de otra forma. Y es que la pandemia del coronavirus ha provocado no sólo que estos exámenes se celebren con un mes de retraso, sino que la distribución y la realización de los mismos sean muy diferentes a las de otros años, con la obligatoriedad de tener la mascarilla puesta en todo momento entre otras medidas de seguridad.

SALAMANCA24HORAS ha tenido la oportunidad de hablar con varios de los participantes que iban saliendo de la prueba. Jorge Conde, futuro estudiante de Biología en la Universidad de Salamanca, ha expresado su descontento en cuanto a la diferencia en el nivel de dificultad que tienen los exámenes entre Comunidades Autónomas, algo con lo que su amiga Andrea ha estado de acuerdo, formulando el interrogante de “¿Por qué si todos podemos acceder a las mismas universidades, los exámenes son distintos?”. 

Jorge, Andrea y algunos compañeros más de clase no han echado de menos las clases presenciales aunque sí consideran que “Algunos profesores deberían haberse esforzado más en el desarrollo de las clases online’’, ya que se han sentido desamparados en el estudio de sus asignaturas. En ese sentido, Izan nos comentaba que los profesores habían levantado mucho la mano a la hora de poner las notas en su instituto y que “El que no ha aprobado es porque simplemente no ha querido’’.

Alberto Mateos, cuya intención es comenzar sus estudios en Madrid el curso que viene de Periodismo y Ciencias Políticas, ha salido optimista del examen de literatura y considera que quizá este año sea un poco más asequible por el hecho de tener más opciones donde elegir y poder combinar los distintos modelos de examen. Esta es la razón por la que Antonio, otro de los estudiantes que se ha enfrentado hoy a las pruebas, salía eufórico del examen tras haberle entrado el único tema que había estudiado con la esperanza de que la probabilidad le sonriera.

El caso de Andrea Martín es más complicado, ya que en su caso necesita no tener casi ningún fallo en las pruebas para obtener una nota de acceso que le permita iniciar sus estudios de Medicina en la Universidad de Salamanca. La estudiante no se plantea irse a estudiar fuera ya que “Salamanca es la ciudad en la que están mi familia y mis amigos’’ y lamenta que el actual modelo de selectividad perjudique en numerosas ocasiones a los alumnos de casa que se tienen que ir fuera por la llegada de alumnos de otras comunidades con exámenes mucho más fáciles. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído