La asamblea vecinal de Prosperidad contra la instalación de Proyecto Hombre en el barrio se enturbia con insultos, abucheos y enfrentamientos


El centro municipal Luis Vives, espacio público para la ciudadanía salmantina situado en la calle Almansa, en pleno corazón del barrio de Prosperidad, ha acogido en la tarde de este jueves, 9 de mayo, una reunión programada por los vecinos que se muestran en contra de la ubicación en este distrito de Salamanca del nuevo centro de Proyecto Hombre, que se instalaría en el convento de Las Bernardas, aunque por el momento no hay una decisión oficial de la ONG 

 Reunion Vecinal por Proyecto Hombre (1)
Reunion Vecinal por Proyecto Hombre (1)

A la cita ha acudido más de un centenar de personas que colapsaban el acceso al salón de actos del inmueble y la asamblea se ha desarrollado en su mayor parte entre gritos, insultos, abucheos y enfrentamientos entre vecinos. Y eso que comenzó en armonía. 

En primer lugar ha tomado la palabra Rafael Sánchez, la única persona que ha intervenido que se ha identificado con nombre y apellidos; y ha comentado a los vecinos que preside una asociación de consumidores instalada en el barrio. "Al igual que pagamos, tenemos que hacer que el Ayuntamiento nos escuche", ha comenzado diciendo Sánchez, para pasar a señalar que el centro de Proyecto Hombre "puede generar conflictos en el barrio". "Las ONG son un grandísimo negocio que vive de las subvenciones. Si primero se instala Proyecto Hombre puede que en los próximos años el edificio se utilice para más fines y lo utilicen otras que trabajan con inmigrantes o con los denominados MENAS (menores extranjeros no acompañados) que están muy de moda", ha dicho, entre los aplausos de una parte relevante de vecinos.

"Hoy no hay MENAs pero eso no quita de que pueda haberlos mañana", ha afirmado con rotundidad Rafael Sánchez. "¿Vamos a reclamar al Ayuntamiento cuando nos peguen una paliza para quitarnos la cartera?" ha comentado, antes de señalar que Prosperidad es "un barrio tranquilo que queremos que siga así".  "No estamos en contra de Proyecto Hombre, pero no queremos que lo pongan aquí", ha finalizado su intervención.

"No queremos que lo pongan en este barrio, pero tampoco en Garrido o en el centro"

Otra oradora, que no se ha identificado, ha afirmado que los vecinos "no queremos que lo pongan en este barrio, pero tampoco en Garrido o en el centro". "El convento tiene una gran capacidad y no sabemos cuánta gente va a estar ahí", "desconozco los conflictos que pueda generar Proyecto Hombre, pero no queremos ninguno" o "la falta de transparencia de este asunto nos ha llevado aquí", han sido algunas de sus intervenciones.

Inmediatamente después, un grupo reducido de personas ha alzado la voz para tratar de intervenir y afirmar que ellos sí están a favor del nuevo centro de Proyecto Hombre. En ese momento la situación se ha enturbiado y han comenzado los insultos, gritos, abucheos e incluso algún enfrentamiento. Mientras un vecino ha exclamado que los que no estuvieran en contra del centro se marchasen inmediatamente, otro ha exigido a gritos que se identificaran "las personas de las asociaciones de vecinos, de Fevesa u otros infiltrados". Cabe señalar que en ningún momento se ha permitido hablar a las personas que se han mostrado decididos a ofrecer un alegato contrario al de la mayoría.



Llamada a la convocatoria de una manifestación contra la ubicación de Proyecto Hombre en el barrio

Posteriormente y cuando la situación se ha calmado, el grupo de vecinos que llevaba la voz cantante ha solicitado voluntarios para organizar grupos de trabajo, afirmando que es necesaria la unión porque "la asociación de vecinos del barrio no quiere ayudarnos". Los convocantes han comentado de la necesidad de organizar una manifestación que tenga lugar días antes de las elecciones municipales; y han solicitado la colaboración de los representantes de Prodesi para que les ayuden a ponerse en contacto con Subdelegación del Gobierno para que la autorice. 

Y durante todo eso, más gritos y voces. Desde el "ha habido un comando que ha ido retirando los carteles que habíamos pegado por el barrio para anunciar esta reunión", pasando por un "no va a ser fácil nada porque el señor Muiños está muy bien relacionado en las esferas políticas de Salamanca"; e incluso se ha tildado de "rusos" y de "enemigos infiltrados" a las personas que han mostrado su desacuerdo.

LOCAL LUIS VIVES

La Policía Local ha llegado al edificio comenzado el acto, haciendo acto de presencia por si los incidentes iban a más.

Marisa Martín, presidenta de la asociación de vecinos de Comuneros: "La labor de Proyecto Hombre es encomiable, pero creemos que se puede buscar otra ubicación"

La presidenta de la asociación de vecinos de Comuneros, Marisa Martín, ha sido una de las representantes vecinales que ha acudido a la reunión. Durante la misma, vecinos han afirmado que "mientras que Prodesi no tiene intención de posicionarse, la asociación de Comuneros sí nos quiere ayudar". 

Consultada por lo que han comentado estos vecinos, Marisa Martín ha afirmado a SALAMANCA24HORAS que "la labor de Proyecto Hombre es encomiable, pero creemos que se puede buscar otra ubicación, tal y como demandan los vecinos".

También han explicado a este medio de comunicación varios voluntarios de Proyecto Hombre, que se han dado cita en la reunión, que su intención era "dar a conocer los trabajos y terapias que se llevan a cabo", tratando de indicar que no sólo acuden personas al centro que cuentan con antecedentes penales. Sin embargo, no se les ha permitido intervenir en la asamblea, pese a que a la salida de la reunión e incluso durante ella algunas personas que estaban a su alrededor sí se han mostrado interesadas en conocer lo que tenían para contarles.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído