El Director General de Tráfico, Pere Navarro, explicó el pasado miércoles, 17 de junio, en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados las nuevas medidas que llevará a cabo el organismo que dirige. Habló durante más de tres horas de muchos cambios que traerá esta nueva etapa, pero el que más llamó la atención fue el relacionado con los radares y la velocidad:

“La velocidad es el nexo común que tienen todos los accidentes en carretera. Luego, solo hay que añadir una distracción o el consumo de alcohol o drogas”, anunció Navarro, quien añadió que para controlarlo “Estamos cambiando los radares fijos por los radares de tramo, ya que la obtención de dos imágenes controladas por satélite nos permite detectar mejor un exceso de velocidad durante una distancia considerable”.

¿Cómo funcionan estos radares?

Según recoge el portal especializado en automoción Autopista.es, estos radares de tramo usan dos cámaras de visión artificial infrarrojas que están ubicadas al comienzo y al final de un tramo de carretera. Ambas cámaras registran la matrícula del vehículo al pasar a su altura y es un ordenador el que a través de sus algoritmos calcula el tiempo que tarda cada vehículo en cubrir todo el trayecto, obteniendo, así, la velocidad media.

274024


Si ese sistema identifica una velocidad media superior a la permitida por la vía, envía las imágenes captadas al Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas (León) y es desde este lugar donde comprueba si se está llevando a cabo dicha infracción y deciden si es merecedora de sanción.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído