Así son las nuevas fiestas universitarias en tiempos de pandemia: "Antes la fiesta empezaba en casa y terminaba en los bares, ahora es al revés"

Los establecimientos de ocio nocturno se reinventan para poder seguir con su actividad

 Resize
Resize

Con una situación epidemiológica complicada en la ciudad, con importantes restricciones a la hostelería y con las invitaciones políticas y sociales a restringir al máximo el contacto social, no parece el momento idóneo para celebrar fiestas.

A principios de septiembre, coincidiendo con las no fiestas patronales de la ciudad de Salamanca, la Junta decretó importantes medidas de contención para hacer frente al coronavirus, y es que, aunque la versión oficial dice que fue por el peligroso aumento de casos, lo cierto es que las medidas se levantaron con una situación muy similar, hecho que evidenciaría que en parte se adoptaron para evitar concentraciones en los días tradicionales de celebración.

Sin embargo, la situación se vuelve parecida con el inicio del curso académico. La llegada de miles de universitarios a la ciudad la situación se vuelve cuanto menos, complicada. Por un lado, jóvenes estudiantes llegados de todos los puntos de España llegan a Salamanca con ganas de reencontrarse con sus compañeros de clase, de celebrar y conocer gente nueva. Por otro lado, los empresarios hosteleros al borde del colapso, se las ingenian para que de alguna manera se puedan celebrar fiestas adaptadas a la normativa actual.

La primera fecha marcada en el calendario para estudiantes y hosteleros son las famosas novatadas. Pese a que están prohibidas, el rector ha anunciado duras sanciones y que éticamente por la situación que vive el país no parece el momento adecuado para celebrarlas, aún existen unos pocos grupos de estudiantes que se resisten a no celebrarlas. En los últimos días se ha podido ver grupos de estudiantes borrándose de la cara las famosas ‘’V’’ y ‘’N’’ que identifican la condición de novato y veterano, jóvenes con bolsas y bebidas e incluso grupos numerosos de estudiantes con elementos típicos de las novatadas tales como globos o megáfonos.

Carlos García Carbayo, alcalde de Salamanca, considera que las novatadas “son intrínsecas a la vida universitaria” y apuesta por “controlarlas”. En ese sentido, tal y como confirma la Policía Local a SALAMANCA24HORAS.COM, se están realizando labores de control en las zonas más habituales. ‘’No podemos hacer nada, cuando llegamos se dispersan y si no tienen alcohol no dejan de ser grupos que no incumplen ninguna medida. Lo único que podemos hacer es vigilar, disuadir y disolver los grupos más grandes’’.


‘’Antes la fiesta empezaba en casa y terminaba en los bares, ahora es al revés’’

Dentro del ambiente universitario, es fácil contactar con algún promotor de fiestas que se encarga de organizar las famosas ‘barras libres’ para los grupos de estudiantes. SALAMANCA24HORAS.COM se ha puesto en contacto con uno de ellos que nos indica que algunos de los bares de la zona de gran vía están organizando fiestas para los estudiantes.

El estudiante nos detalla que ‘’las fiestas son legales mientras se respete la normativa, por lo que depende de los locales y aseguraría que todos lo hacen. No está la cosa para arriesgarse a una multa tan grande como la que les puede caer’’. De hecho, tal y como informó este medio el pasado domingo, la Policía llegó a acceder a algunos establecimientos hosteleros, pero comprobaron que el aforo se estaba cumpliendo y existía la separación entre personas, por lo que no llegaron a intervenir.

Tradicionalmente, estas mal llamadas ‘barras libres’, puesto que esta práctica está prohibida, consistían en un tarjetón con 10 puntos llamado bonotubo y del que se van restando puntos en función de la consumición elegida. ‘’El concepto bonotubo es lo único que se mantiene. Anteriormente el precio siempre era de 5-6 euros y ahora es de 7-8 euros. Es lo lógico ya que si existen restricciones de aforo los bares tienen que ganar por otro lado. Además, los bares han puesto mesas y es obligatorio estar sentado en pequeños grupos salvo para ir a la barra y al baño de manera que el contacto físico dentro de los bares se reduzca al mínimo posible’’

Con la actual restricción horaria que impide la apertura de locales más allá de la una de la madrugada, las fiestas también se ven obligadas a empezar antes y adaptar sus horarios. ‘’Antes la fiesta empezaba en casa y terminaba en los bares, ahora es al revés. Las fiestas se están organizando de tarde o de noche. De noche el horario es de nueve y media a doce y media aproximadamente…después la gente se va a casa y ahí ya cada cual hace lo que considere correcto’’.

‘’Para que se junten 40 en casa, que vengan a la mía (el bar) y lo hacemos bien’’

La hostelería, y en concreto el ocio nocturno, son dos de los sectores que más están sufriendo la pandemia. Con todas las restricciones actuales no les queda más remedio que reinventarse.

SALAMANCA24HORAS.COM ha hablado con el dueño de un famoso establecimiento de ocio nocturno de la plaza monterrey que actualmente está organizando fiestas para estudiantes y que afirma haber adaptado todas las medidas de seguridad para poder realizarlas acorde a lo que ahora mismo establece la ley. ‘’Al final, para que se junten 40 personas en una casa, que vengan a la mía (el bar) y lo hacemos bien, máximo 10 personas por mesa, con su distancia de seguridad y sin utilizar la barra’’.

Además, nos cuenta que no está recibiendo muchas solicitudes para organizar fiesta porque ‘’algunos jóvenes no admiten que tienen que estar sentados’’. En el caso de este empresario, no ha optado por la fórmula de los bonotubos sino por la de los cubos. ''Es más fácil, si vienen 5 pues el camarero les atiende en mesa y se les pone un cubo con 5 cervezas o lo que quieran y pagan eso...pero siempre en grupos máximo de 10. Si quieren más pues el camarero les atiende siempre en mesa de forma que solo se levanten para ir al baño''.

De igual modo admite que ''habrá empresarios que lo hagan bien y otros que lo hagan mal pero la única forma de avanzar es que todo hagamos lo que tenemos que hacer'' y apunta a que no se ponga el foco en los jóvenes ya que ''todos hemos sido jóvenes, hemos salido y a la gente eso se le olvida''.

''Tenemos que ser responsables, pero tampoco podemos parar nuestra vida, ni tener miedo''

Algunos estudiantes entrevistados por este medio, reconocen que están saliendo de ‘fiesta’ estos días, pero manteniendo siempre el respeto por la situación. ‘’Nos estamos reencontrando y después de tantos meses claro que nos apetece salir de fiesta. Tenemos que ser responsables, pero tampoco podemos parar nuestra vida ni tener miedo. Mientras cumplamos con todas las medidas establecidas no tiene por qué haber ningún problema’’.

Preguntados por la celebración de novatadas y las reuniones de grandes grupos, afirman que ‘’en general nos estamos juntando pocos, los más cercanos…ya habrá tiempo de conocer a los nuevos. Novatadas están haciendo muy pocos grupos y sobretodo en las residencias que encima las están permitiendo dentro para que no pillen a los alumnos’’.

Lo que parece claro, es que con todas las restricciones la fiesta apunta ahora hacia los pisos de estudiantes, algo fácil de constatar paseando por las calles de Salamanca cuando cae la noche y los balcones de algunas viviendas se pueblan de estudiantes al ritmo de la música que se percibe del interior. Sobre esto, los estudiantes denuncian que ‘’siempre se pone el foco en nosotros, en los jóvenes, cuando nunca pasamos del máximo de personas permitidas. Al final, es una reunión como la que puede celebrar cualquier familia y además, se ha demostrado que el mayor número de brotes está asociado a reuniones familiares, las normas las incumple gente de todas las edades’’.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído