La Asociación Salmantina de Daño Cerebral Adquirido destaca que “una vida salvada merece ser vivida pero con dignidad” y reivindica un centro de referencia regional

Con motivo del Día Nacional del Daño Cerebral la Asdace celebra una serie de actividades en Salamanca con el fin de poner en primer plano las necesidades de las personas afectadas por DCA y visibilizar al colectivo así como sus necesidades de atención e inclusión social

 La Mesa de la Infancia programa este sábado actividades en la plaza de la Concordia
La Mesa de la Infancia programa este sábado actividades en la plaza de la Concordia

Este viernes, como cada 26 de octubre, se celebra el Día Nacional del Daño Cerebral, una efeméride en la que la Asociación Salmantina de Daño Cerebral (Asdace) ha organizado una serie de actividades con el fin de poner en primer plano las necesidades de las personas afectadas por daño cerebral adquirido (DCA) y visibilizar al colectivo así como sus necesidades de atención e inclusión social.

Así, tal y como ha explicado la coordinadora de esta asociación, Yolanda García Yuste, a SALAMANCA24HORAS, durante toda la mañana de este viernes, de 10.30 a 13.30 horas, habrá dos mesas informativas situadas en el hospital Clínico y en el Virgen de la Vega para concienciar sobre esta lesión y dar a conocer la Asdace.

Además, habrá pantallas luminosas distribuidas por toda la ciudad con información sobre el Día Nacional del Daño Cerebral y a las 18 horas la asociación leerá un manifiesto en la plaza de la Concordia.

Estas acciones se suman a la iluminación característica, azul y amarillo, que lució la fuente de la Puerta Zamora este jueves con motivo de la celebración mañana del Día Nacional del daño Cerebral Adquirido.

Una vida salvada merece ser vivida pero con dignidad

Bajo la premisa de “una vida salvada merece ser vivida pero con dignidad”, Yolanda García explica que la Sanidad Pública “se vuelca para salvar la vida” de las personas que sufren un daño cerebral adquirido, y “logran salvar muchas vidas”, pero señala que el problema es cuando le dan el alta al paciente. En este sentido, la coordinadora de Asdace ha manifestado la necesidad de mayores recursos y atención desde la fase de alta del hospital hasta que la persona afectada por DCA pueda estar en su casa.

En España viven 420.000 personas con daño cerebral que, según el colectivo, “son invisibles”. Además, subrayan que cada año alrededor de 104.000 personas sufren un ictus, un traumatismo craneoencefálico u otras lesiones que les causan Daño Cerebral Adquirido (DCA). “El daño cerebral va más allá de sus causas, ya que podemos convivir con sus consecuencias el resto de nuestras vidas: Ictus es daño cerebral. Traumatismo craneoencefálico es daño cerebral. Y Daño Cerebral Adquirido es discapacidad”, lamentan en su manifiesto, en el que recalcan que “hasta en un 89% de los casos de daño cerebral se producen secuelas que provocan dependencia”. “Por eso, para las familias de las personas con DCA, la situación de angustia e incertidumbre no termina cuando la persona con daño cerebral sobrevive y abandona el hospital”, han subrayado y lamentan que “el sistema actual salva vidas, pero olvida garantizar la calidad de vida, la inclusión social de las personas con DCA y el apoyo a las familias”.

En este sentido, tal y como recuerdan “gran parte de las personas con DCA no pueden acceder a recursos de rehabilitación especializados, ya que son escasos y están repartidos de forma desigual por nuestro territorio”. “Las familias quedan solas ante esta realidad y también se ven obligadas a transformar sus proyectos de vida para cuidar a la persona con DCA”, han señalado, por eso, consideran que es necesario crear espacios para la inclusión social de este colectivo. “El DCA es un problema que afecta a toda la sociedad”.

En este sentido, Yolanda García ha recalcado que la asociación apuesta por la creación de un centro de referencia de daño cerebral en Castilla y León al que puedan acudir cualquier afectado de cualquier provincia de la región, similar al Centro de Referencia Estatal de Atención Al Daño Cerebral (Ceadac) que existe en Madrid.

Del mismo modo, tal y como detallan en su manifiesto, el colectivo solicita que se desarrolle e impulse una Estrategia Nacional de Atención al Daño Cerebral Adquirido que garantice la máxima calidad de vida posible para cada persona con Daño Cerebral Adquirido y que tenga como base la coordinación entre los ámbitos asistenciales sanitarios y sociales; que se cree la categoría diagnóstica ‘Daño Cerebral Adquiridop al alta del hospital de agudos para contribuir a fijar necesidades y criterios de atención para iniciar el proceso de rehabilitación funcional y garantizar así la continuidad asistencial; que se elabore un censo de personas con DCA para así analizar sus necesidades de atención y se dimensionen los recursos necesarios para garantizar su calidad de vida e inclusión social; que se incluya a la familia como parte beneficiaria del proceso de atención, y no solo parte colaboradora, para que también reciba información, formación y apoyo psicológico que precisa durante todo el proceso de atención al DCA; y que en los planes de atención se contemplen las necesidades específicas de las personas en especial riesgo de exclusión, como son, las personas en estado de mínima conciencia, los menores con DCA y las personas con alteraciones graves de la conducta, así como de sus familias.

La Asdace, más de 15 años ayudando a las personas con daño cerebral adquirido y a sus familias

La Asociación Salmantina de Daño Cerebral Adquirido nació en 2002 y desde entonces trabaja día a día con las personas que padecen una lesión cerebral, sea cual sea la causa, y sus familias, gracias a un equipo multidisciplinar que trabaja de manera conjunta coordinada para mejorar su calidad de vida, un proceso en el que el apoyo del entorno más cercano es fundamental, como ha destacado Yolanda García.

Entre la ayuda que prestan a los afectados por DCA, destaca la terapia a nivel multidisciplinar de forma ambulatoria, así como la rehabilitación en todas las áreas en función de las necesidades del paciente. Además, cuentan con actividades de arteterapia, talleres lúdicos para ocupar el tiempo libre y otras iniciativas y servicios como excursiones y una pequeña biblioteca.

Del mismo modo, llevan a cabo una importante labor de orientación y asesoramiento sobre los distintos recursos y ayudas a los que pueden acceder. La causa más frecuente de DCA que se encuentra esta asociación es el ictus, aunque también suele deberse a traumatismos craneoencefálicos por accidentes de tráfico, laborales y domésticos, a tumores cerebrales, a anoxias, es decir, falta de oxígeno en el cerebro, así como a enfermedades infecciosas. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído