Las asociaciones de vecinos del Barrio Blanco y Pizarrales lamentan el fallecimiento de don Jesús, el inolvidable párroco

Estuvo involucrado en el nacimiento de ambas asociaciones. El párroco llegó a Pizarrales cuando la pobreza mandaba y no había ni agua corriente

4 Comentarios

Foto de archivo de Jesús García
Foto de archivo de Jesús García

Las asociaciones de vecinos de Pizarrales (Munibar) y el barrio Blanco (Canto Blanco) de Salamanca quieren manifestar su enorme tristeza por la muerte de Don Jesús García, párroco de los barrios durante más de 40 años y luchador incondicional por sus derechos, en especial los de los más necesitados.

Las asociaciones vecinales, en cuyo nacimiento estuvo involucrado, recuerdan que don Jesús llegó al barrio de Pizarrales en el año 1959, cuando apenas existían calles asfaltadas, la pobreza y el paro imperaba en casi todos los hogares del lugar y no se podía disfrutar de servicios como agua corriente.

Precisamente, gracias a su liderazgo e intermediación junto con el trabajo de decenas de vecinos se consiguió la primera canalización de agua desde la Chinchibarra hasta el Teso de los Cañones donde, posteriormente, se distribuiría a los hogares.

Además, no fue menos importante su participación en la lucha contra la pobreza, el alcoholismo, la precariedad y la infravivienda. Así, son innumerables las campañas de reparto de alimentos, es destacable su participación en la creación de la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados y fue miembro activo de las cooperativas de viviendas que construyeron decenas de hogares de los barrios.

Otro de los campos en los que destacó su colaboración fue en la educación del barrio. En este sentido, decenas de chavales eran completamente analfabetos y con su tesón logró la creación de las escuelas de San José Obrero donde se les pudo impartir las enseñanzas básicas y una filial del Instituto Fray Luis de León para impartir el bachillerato. Además, también fue artífice del origen de una escuela de adultos donde muchos vecinos pudieron conseguir el certificado de estudios primarios y el graduado escolar.

Sin duda, en estos duros momentos y por estos y muchos motivos más, los barrios de Pizarrales, Carmen y Blanco están de luto y no pueden menos que expresar su enorme gratitud a esta irrepetible persona que nunca será olvidada.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído