Los atropellos a peatones en Salamanca se reducen un 40% en el primer semestre de 2021

El Ayuntamiento ha destacado las medidas de seguridad vial adoptadas para conseguir esta mejoría

23 Comentarios

Entran en vigor los nuevos límites de velocidad en Salamanca con el descontento de muchos conductores
Entran en vigor los nuevos límites de velocidad en Salamanca con el descontento de muchos conductores

Este martes, 17 de agosto, se conmemora el Día Mundial del Peatón, promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 1897, cuando se produjo el primer incidente de tráfico con una víctima peatonal. El Ayuntamiento de Salamanca reafirma su compromiso con la seguridad vial de los salmantinos con medidas que han permitido una reducción del 40% en los atropellos a peatones.

Durante el primer semestre de este año se registraron 35 accidentes, frente a los 59 de 2019, último ejercicio con un tráfico similar al actual, antes de que se iniciara la pandemia de Covid-19, que durante el año 2020 obligó a establecer un confinamiento domiciliario y durante meses redujo la presencia de vehículos en las calles de Salamanca. 

Entre las medidas adoptadas para mejorar la seguridad del peatones en las vías públicas durante este año destacan, en primer lugar, la reducción de los límites máximos de velocidad a 30 kilómetros por hora en la mayoría de las calles de la ciudad y la creación de zonas residenciales, con un límite máximo a 20 Km/h en más de 200 calles donde la prioridad es para el peatón.

También se ha procedido a la semaforización de tres pasos de peatones en la avenida de Italia y la instalación de uno nuevo junto a la calle Álvaro Gil; la semaforización de un paso de peatones con pulsador en puente de Sánchez Fabrés, junto a la Glorieta de los Milagros; y la instalación de un pulsador en el Camino de las Aguas, 32.

A mayores, se ha acometido la instalación de señales luminosas de pasos de peatones con detector en el Puente Sánchez Fabrés, Paseo del Rector Esperabé (a la altura del Puente Romano), Paseo de San Gregorio (junto al instituto de la Vaguada), Avenida de los Reyes de España y Paseo de San Antonio (junto al Parque de los Jesuitas).

Cabe recordar que desde la semana pasada funciona la nueva señalización que ha instalado el Consistorio en el barrio de Pizarrales. En la carretera de Ledesma, 32, frente al Colegio Salesiano San José, se ha colocado junto al paso de peatones una señal luminosa inteligente que avisa a los conductores de la presencia de viandantes que desean cruzar la calzada cuando los detecta mediante sensores. Asimismo, se ha emplazado una señal luminosa con destellos fijos en otro paso de la calle Regato del Anís.

Finalmente, el Ayuntamiento de Salamanca puso en marcha el pasado 1 de julio una nueva regulación de las operaciones de carga y descarga, consensuada con los sectores implicados tras la evaluación del plan piloto que entró en vigor a mediados del año 2020. La ciudad queda dividida en dos áreas en las que se contemplan diferentes limitaciones y prohibiciones en relación con este tipo de operaciones, a fin de garantizar la compatibilidad entre esta actividad y los derechos de los peatones.

Refuerzo de la seguridad vial durante la última década
El Ayuntamiento de Salamanca puso en marcha durante el año 2014 un decálogo de medidas de tráfico (de prevención y control; de educación y sensibilización; y de coordinación, participación y colaboración) que logró reducir el número de accidentes y su gravedad. Con el objetivo de continuar en esta senda, en 2017 se elaboró y aprobó un amplio Plan de Seguridad Vial en Salamanca (156 páginas de diagnóstico y 154 páginas de propuestas), fruto del consenso entre grupos políticos, agentes económicos y sociales de la ciudad, asociaciones y colectivos ciudadanos.

Este plan se basa en un amplio diagnóstico del tráfico en la ciudad, analizando la estructura urbanística, parque de vehículos, movilidad, semaforización, señalización, oferta de aparcamiento y accidentalidad. A partir del análisis realizado, se establecía una serie de propuestas, entre las que destacan más de 3.000 nuevas plazas de estacionamiento gratuito de vehículos en el extrarradio de la ciudad para favorecer el desplazamiento a pie hasta el centro y el mayor uso del autobús urbano, entre los mejor valorados de España por las asociaciones de consumidores por su bajo precio y calidad del servicio.

Al mismo tiempo, se buscaba pacificar el tráfico con la instalación de 14 cajas de radares, repartidas por toda la ciudad, estableciendo límites de velocidad a 30 Km/h en las inmediaciones de todos los colegios de la capital. Además, se han adaptado todos los pasos de peatones de la ciudad para personas con discapacidad o movilidad reducida, se han instalado avisadores acústicos en todos los pasos de peatones con semáforo, se han iluminado por la noche pasos de peatones y se han instalado luces en la calzada para avisar a las personas adictas al teléfono móvil que siempre miran hacia el suelo. Al mismo tiempo, se están ensanchando aceras y ampliando las zonas peatonales dando prioridad al bienestar y la protección de los vecinos y quienes visitan la ciudad.

A todo ello se añaden propuestas a petición de los vecinos referentes a controles de velocidad, colaboración con otras entidades, poda de árboles y arbustivas de medianas, o reubicación de contenedores, entre otras medidas adoptadas en su correspondiente época del año y siguiendo criterios técnicos. 

Por otro lado, la educación vial y la sensibilización ciudadana son una parte fundamental del Plan. De forma periódica se imparten charlas y talleres a los centros escolares a través de la programación de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, y también a los mayores a través de sus asociaciones y de la programación de actividades de los centros municipales de mayores (de forma on line en ambos casos desde el inicio de la pandemia de Covid-19, retomándose de manera presencial cuando lo permitan la situación sanitaria). 

El Plan de Seguridad Vial del Ayuntamiento de Salamanca tiene como principales objetivos reducir el número de accidentes de tráfico entre vehículos, su gravedad, y el número de atropellos a peatones y ciclistas, cuya cifra se había incrementado de forma progresiva durante los primeros años del siglo XXI.

Estos objetivos se están logrando mediante la reducción de la presencia de vehículos privados en el centro de la ciudad, el fomento del transporte público en autobús o en bicicleta (privada o a través del sistema municipal de alquiler de bicicletas) y la reducción de la velocidad media de circulación de los vehículos a motor. Unos datos positivos que son también fruto de la simbiosis entre el Plan de Seguridad Vial y el Plan de Movilidad Urbana Sostenible.

Gracias a todas estas medidas, el Ayuntamiento de Salamanca optó en 2019 al premio al mejor Plan de Seguridad Vial (Urban Road Safety Award), creado por la Unión Europea para reconocer el trabajo desarrollado por las autoridades locales por implementar medidas para reducir la siniestralidad en la circulación viaria y favorecer la protección de los peatones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído