​La avispa asiática que mató a un camionero en Asturias, vista en Salamanca

Este animal se está expandiendo al sur de España con rapidez, pero no debería ser dañina para el hombre más allá de si se es alérgico. En cambio, los apicultores piden eliminarla, ya que se come las abejas 

 Avispa
Avispa

El pasado sábado saltaba la noticia de que un hombre fallecía en Asturias a causa de una picadura de la avispa asiática, una especie invasora (vespa velutina) ha registrado un notable incremento a lo largo de los últimos años en el norte de España.

Sin embargo, lo que puede parecer un caso aislado podría no serlo tanto. Y es que, según informa El Español, esta avispa asiática se está expandiendo diariamente hacia el sur del país y, de hecho, ya se han visto en Salamanca, tal y como relata al medio digital el responsable del proyecto de las avispas en la Asociación Española de Apicultores, Marcos Negrete.

De hecho, las previsiones de este son negativas ya que cree que ‘conquistarán España’ y, si bien en principio se expanden a una velocidad de 40 kilómetros al año, poco a poco se han ido asentando como un daño colateral de la globalización. Los más dañados serán los apicultores, puesto que atacan directamente a las colmenas para alimentarse.

Esta avispa se puede reconocer porque su cabeza es negra y la cara de color naranja, el tórax y la mayor parte del abdomen también de color negro, a excepción del cuarto segmento del abdomen, que es naranja. El resto de segmentos del abdomen son negros con una muy fina línea naranja, y en su fase de adulto tienen un tamaño que oscila entre los 17 y los 35 milímetros.

Eso sí, Marcos Negrete, en declaraciones a El Español, pide que la gente no se alarme ya que, en principio, las avispas asiáticas “no son peligrosas”. Es decir, pican pero ‘sólo’ matan si la persona es alérgica, como le ocurrió al camionero asturiano. Sí que el dolor que causan “es más intenso que el de las (avispas) normales y deja cicatrices”, pero no debería ocurrir nada más, tal y como recoge el medio digital.

Desde el Servicio Técnico Medioambiental de la Junta piden no alarmarse y recuerdan que las avispas no son mortales

Personal del Servicio Técnico Medioambiental de la Junta de Castilla y León se han puesto en contacto con SALAMANCA24HORAS para explicar que este tipo de avispa (vespa velutina), al igual que el resto de especies, no es mortal "excepto que se sea alérgico" y que, al igual que se puede morir por la picadura de una avispa, se puede fallecer por la picadura de una abeja o un tabarro florentino si se es alérgico, pero no en cualquier otro caso.

De hecho, piden no alarmarse ya que esta especie es difícil que se asiente en la provincia salmantina debido a la dureza y al frío de los inviernos, y que prefieren instalarse en zonas más cómodas. Además, Salamanca cuenta también con la vespa cabro, que es el predador de la avispa asiática.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído