Tras ayudar a más de 1.400 familias con medio millón de euros, Cáritas Salamanca lanza la campaña 'Operación Vivienda' para garantizar una vivienda digna

Las familias en situación de vulnerabilidad no ha dejado de aumentar con el paso de los años. El próximo domingo, todas las personas interesadas en colaborar podrán hacerlo a través de las diferentes colectas que han organizado desde Cáritas.

8 Comentarios

 Cáritas
Cáritas

Cáritas Diocesana de Salamanca ha presentado en la mañana de este martes, 17 de diciembre, la ‘Operación Vivienda 2019’ que, bajo el lema ‘Padres con miedo a la oscuridad’, trata de hacer especial hincapié en la pobreza energética que asola a miles de familias salmantinas diariamente.

Así lo ha explicado el secretario general de Cáritas Diocesana, José María Rodríguez, quien ha detallado que la campaña se enmarca en la reclamación de una vivienda digna que, como ha recordado, es un derecho recogido tanto en la Constitución Española (artículo 47) como en el Estatuto de Autonomía de Castilla y León (artículo 16).

El secretario general de Cáritas ha insistido en que es de vital importancia adoptar las medidas necesarias para garantizar el acceso a una vivienda digna, ya que “la realidad de nuestro trabajo y lo que reflejan nuestros informes nos dice que este derecho está vulnerado para muchas personas”.

Ese trabajo que Cáritas Diocesana de Salamanca ha realizado a lo largo del último año lo ha explicado Oliva Martín, coordinadora del recurso de acogida y atención primaria, quien ha concretado que su intervención se ha centrado en más de 1.400 familias con un total de 2.911 ayudas. En total, 565.456 euros que se corresponden con dichas ayudas, lo que supone 332 ayudas y 38.000 euros más que el año pasado.

“Los números son los números”, aseguraba Oliva Martín, si bien puntualizaba que detrás de esos números siempre hay personas “y sufrimiento de personas”. Un sufrimiento que es evitable si se toman las medidas adecuadas desde la administración “y que se están paliando desde Cáritas Salamanca”.

En lo que a los informes respectan, José María Rodríguez ha puesto sobre la mesa el informe FOESSA sobre la realidad de la población de Castilla y León, publicado hace unas semanas, que refleja que, en la Comunidad, el porcentaje de población afectada por el problema de la dificultad de acceso a la vivienda afecta al 20%, lo que supone 5 puntos porcentuales más que en 2013.

Además, los gastos excesivos de vivienda afectan a más de 200.000 personas y, si bien lo normal es que un tercio de los gastos de las familias vayan destinados a cubrir los gastos generados por la vivienda, en las personas en riesgo de exclusión este porcentaje se dispara al 50% o 60%.

De hecho, esas personas en situación de vulnerabilidad tienen una mayor dificultad para garantizar los suministros de una vivienda (el 60% de este estrato poblacional) y, además, el 14,5% de las personas en exclusión viven en una "vivienda insegura”, mientras que el 25,3% lo hacen en una vivienda inadecuada. A ello, hay que sumar el 5,2% que residen en viviendas con tenencia en precario y el 4,8% (más de 152.000 personas) que lo hacen en viviendas insalubres.

En todo ese contexto, Cáritas Diocesana ha lanzado la campaña ‘Operación Vivienda: Miedo a la Oscuridad’, que según explicó José María Rodríguez consta de un padre y un hijo contestando a la misma pregunta: por qué se tiene miedo a la oscuridad. Y dichas respuestas son “coincidentes”.

Así, mientras el hijo hace referencia a los miedos nocturnos y a los terrores (“porque no me siento seguro”), el padre es más directo: “porque pienso que al día siguiente cortarán la luz”. Es decir, “habla del miedo a no poder cubrir la parte de suministros que permitan que la luz sea un bien de consumo que pueda mantener diariamente y proteger a la familia”, lamentaba el secretario general de Cáritas.

Un mayor número de ayudas al alquiler y a los suministros que no dejan de crecer con el paso de los años

Oliva Martín explicaba que las ayudas que ofrece Cáritas Salamanca son mayoritariamente relacionadas con el alquiler y los suministros, muy importantes hoy en día “como el propio lema de la campaña nos muestra”. Y es que, como insistía la coordinadora del recurso de acogida y atención primaria, “una vivienda que pague el alquiler pero no la luz no es una vivienda digna”.

Precisamente por esto pidió a los propietarios de las viviendas en alquiler que tengan el sencillo gesto de dar la titularidad de los suministros a los inquilinos, ya que si estos están en situación de vulnerabilidad o exclusión pueden beneficiarse de los bonos sociales de luz y electricidad.

Sobre las personas ayudadas por Cáritas Salamanca, en primer lugar son familias en situación de vulnerabilidad con dificultad de acceso a la vivienda. Un perfil “que lleva dos años creciendo exponencialmente”, proseguía Oliva Martín, que especificaba que se les ayuda a hacer frente al pago de la vivienda, mayoritariamente en ayudas de alquiler.

Es más, la coordinadora ampliaba que las ayudas de hipoteca están prácticamente desaparecidas “porque la mayoría de las familias en exclusión social son familias que viven en régimen de alquiler y que no pueden permitirse la compra de una vivienda”.

Oliva Martín también señaló otras de las familias que reciben muchas ayudas: las monoparentales. Especialmente las formadas por mujeres, que reciben poca ayuda de los padres de sus hijos y que su condición de familia monoparental “les hace muy difícil la conciliación de la vida laboral y familiar”.

Por último, la coordinadora mostró su preocupación por la cronificación que han sufrido muchas familias “que podrían haber salido adelante con más trabajo o con alquileres más bajos” pero que, después de 10 años del inicio de la crisis y de cuatro años de ese “momento de inflexión, los datos siguen preocupando mucho”.

Se insiste en la necesidad de políticas adecuadas para garantizar el acceso y la tenencia segura de la vivienda

El secretario general de Cáritas Diocesana, José María Rodríguez, concretó que la campaña ‘Operación Vivienda’ intentará llegar a la población de varias maneras. Además de un cartel y un tríptico, se ha realizado una cuña de radio -hecha de manera desinteresada por alumnos de la Universidad Pontificia- que da a conocer el trabajo realizado y que llama a la solidaridad de la gente.

Además, desde la organización insisten en la necesidad de alcanzar políticas adecuadas que garanticen el acceso y la tenencia segura de la vivienda. Para ello, Cáritas ha anunciado diversas propuestas, vinculadas todas ellas al Consejo Económico Social y a directrices de la ONU.

Así, alguna de estas propuestas son aumentar los fondos públicos para las personas con menos ingresos; que se proceda a la recuperación de la vivienda de protección oficial con titularidad pública permanente, sobre todo para destinar ese parque al alquiler social y a las personas y familias en situación de desventaja y vulnerabilidad social; o que se fomenten las fórmulas de gestión del alquiler más allá de la fórmula particular-particular.

Pese a que la campaña ‘Operación Vivienda’ está abierta todo el año, todas las personas que quieran colaborar con esta campaña pueden hacerlo en las colectas parroquiales del próximo domingo día 22, dirigirse a la sede de Cáritas (C/ Monroy, nº 2), realizar su donativo en cualquier entidad bancaria a nombre de Cáritas Diocesana de Salamanca indicando en el concepto ‘Operación Vivienda’ o a través de la página web de la asociación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído