El Ayuntamiento esparce 7.000 kilos de sal para garantizar la seguridad de peatones y conductores

6 Comentarios

La primera nevada de la temporada tiñe de blanco la capital charra
La primera nevada de la temporada tiñe de blanco la capital charra

El Ayuntamiento de Salamanca ha esparcido esta madrugada un total de 7.000 kilos de sal para garantizar la seguridad de peatones y conductores durante la caída de nieve en la ciudad y ante la previsión de bajas temperaturas. El Consistorio mantiene activo el protocolo, coordinado por el servicio municipal de limpieza y recogida en colaboración con la Policía Local y con los Bomberos, que está dotado con medios humanos y mecánicos a los que se suman cerca de
200.000 kilos de sal marina que se mantiene almacenada.

Más de 200 operarios con dispensadores y cuchillas manuales para esparcir sal, en turnos de mañana, tarde y noche, forman parte de este operativo que dispone, igualmente, de personal para el manejo de más de 60 vehículos de distintas funcionalidades, así como de trabajadores que se sumarían a las actuaciones en caso de necesidad. En concreto, el protocolo de heladas y nevadas cuenta con un vehículo salero gran capacidad, un camión de acción inmediata 4x4 con cuchilla, 12 vehículos con cuchilla para aceras y viales, 7 con cuchillas más salero, 3 con cuchilla para calzadas, 2 con plataforma con cuchilla y 15 vehículos varios de aprovisionamiento e inspección, además de hidrolimpiadores, cubas y baldeadoras, entre otros.

Además, los operarios de limpieza viaria de la ciudad tienen asignado su propio recorrido y manualmente también echan sal allá donde no llegan los vehículos esparcidores y, asimismo, existen unos puntos de encuentro predeterminados donde hay dispuesta sal para recargar. Como ocurre siempre ante condiciones similares, el operativo comenzará por los hospitales, centros de salud, servicios de emergencia y vías principales para posteriormente continuar actuando en calles secundarias con menor tránsito peatonal y tráfico en todos los barrios de la ciudad, con especial atención a los principales parques y plazas, de manera que puedan contar con pasos seguros para los peatones.

Agentes de la Policía Local han realizado patrullajes por la zona de los hospitales, centros de salud y paradas de autobuses para comprobar el estado de las vías. Al mismo tiempo, se ha monitorizado el tráfico y en coordinación con el servicio de transporte público urbano por si fuese necesario modificar algún recorrido. Por su parte, el servicio de bomberos ha permanecido preparado para actuar en caso de que se produjera cualquier emergencia y el servicio municipal de parques y jardines ha cortado fuentes ornamentales y todas las fuentes bebedero de la ciudad, para evitar roturas por las heladas y formación de placas de hielo.

Tanto Bomberos como Policía Local no han notificado ni han tenido que actuar en incidencias relacionadas con la borrasca. Los ciudadanos pueden dar aviso de incidencias relacionadas con las inclemencias del clima contactando con los teléfonos del servicio municipal de limpieza, 639 166 336 y 691 363 855, durante las 24 horas del día, o a través de la Policía Local en los números 923 194 440 y 923 194 433.

En cualquier caso, el Ayuntamiento recomienda a los vecinos que reduzcan los desplazamientos innecesarios y recuerda la importancia de no verter agua en la vía pública para evitar que se hiele, así como utilizar el calzado adecuado para evitar resbalones y ropa de abrigo si es imprescindible salir a la calle.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído