La batería, una de las causas más probables por las que el coche se puede quedar 'tirado' estas vacaciones

El calor estropea las baterías de los coches, especialmente las que más años de vida tienen pero también las más nuevas

EP

0 Comentarios

 Imagen de un operario manipulando una batería de un coche.
Imagen de un operario manipulando una batería de un coche.

El calor hace que el ácido del interior de la batería se seque con más facilidad y, si la batería está cerca del final de su vida útil, tiene muchas más probabilidades de estropearse. Con motivo de la ola de calor, Norauto indica que la batería es uno de los elementos del vehículo que más problemas da durante el verano. Y es que se trata de elementos muy sensibles a los cambios bruscos de temperatura, sobre todo cuando hace mucho calor

Una batería dura una media de 4 años. Sin embargo, si se superan los 20 grados centígrados, se puede producir un envejecimiento más rápido. A esto hay que añadir que las baterías en buen estado se pueden ver afectadas, sobre todo cuando se usa el coche ocasionalmente o con poca frecuencia.

Por ello, lo ideal es revisar el estado de la batería y del sistema de carga para que no haya fallos. En todo caso, si el coche no arranca se debe tener en cuenta que probablemente se deba a un fallo de batería.

¿Qué hacer si falla la batería y qué tener en cuenta?

1. Probar con unas pinzas y otro vehículo. Se recomienda utilizar unas pinzas si la batería tiene poca carga. Se deben conectar los bornes positivo con positivo y negativo con negativo. Además, la batería que intenta arrancar la de otro coche debe ser igual o superior que la que debe arrancar. Es recomendable revisar la batería en un centro especializado posteriormente.

2. Otra opción es utilizar un arrancador o booster. Realiza la misma función que las pinzas pero cuenta con un sistema de protección para evitar posibles daños.

3. Cambiar la batería. Es la mejor opción, especialmente si la batería tiene más de cinco años. Si es el usuario quien va a realizar el cambio de batería, hay que tener precaución para no provocar un cortocircuito que pueda dañar la electrónica del automóvil. En algunos casos es necesario realizar una reprogramación del sistema de gestión de la energía.

4. Sistema Start-Stop. La batería de un coche normal no es la misma que la de un automóvil con sistema Start-Stop. Son baterías especiales, con más capacidad y más potentes. Pueden ser EFB o AGM, dependiendo del tipo de automóvil y de la energía que necesite. Si se descarga la batería de este tipo de coches, no se pueden conectar las pinzas a otro vehículo que no tenga el sistema Start-Stop. El propio sistema para conectar las pinzas es diferente.

Hay que destacar que para la sustitución de baterías en vehículos con sistema Start- Stop, es necesario conectar un equipo de diagnosis electrónica para configurar las centralitas electrónicas. Si se realiza el cambio sin el equipo, el circuito de carga no funcionará correctamente.

5. No dejar el coche mucho tiempo parado. En este sentido, si se va a dejar mucho tiempo el vehículo estacionado, la compañía recomienda usar un mantenedor de baterías o arrancar el vehículo con frecuencia. De esta forma, se evita que se descargue.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído