Los beneficios a largo plazo de la educación de 0 a 3 años están probados, según los educadores infantiles

La escolarización durante la etapa de 0 a 3 años tiene un impacto positivo en los resultados de los estudiantes en matemáticas y en ciencias a largo plazo

EP

4 Comentarios

 Mesas y sillas recogidas en un aula del Centro de Educación Infantil La Gacela, cerrada durante la fase 1 de la desescalada en Valencia
Mesas y sillas recogidas en un aula del Centro de Educación Infantil La Gacela, cerrada durante la fase 1 de la desescalada en Valencia

La Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) recuerda la necesidad de llevar a los niños a las Escuelas Infantiles, incluso en tiempos de pandemia, porque, según subrayan, "las escuelas infantiles son lugares seguros" y porque "los beneficios a largo plazo de la educación de 0 a 3 años están probados".

En primer lugar, la asociación expone que los datos de contagios en centros escolares han sido "muy bajos", situándose el número de aulas en cuarentena en el 1,67% del total del sistema educativo español, según datos del Ministerio de Educación y FP.

De la misma forma, la asociación recuerda que hay numerosos estudios científicos que rechazan la hipótesis de los que niños "son súper-contagiadores" e incluso afirman que la carga viral que los menores portan es muy baja.

"Los niños transmiten menos eficientemente el virus que los adultos", asegura el pediatra y epidemiólogo Quique Bassat, coordinador del grupo de trabajo de la Asociación Española de Pediatría para la reapertura de los colegios. "En Cataluña, por ejemplo, en un 87% de los casos detectados en las escuelas, los positivos no han dado pie a ningún segundo caso", añade. Por lo que la asociación considera que las escuelas de Infantil son lugares totalmente seguros.

En segundo lugar, instan a llevar a los niños de 0 a 3 años a la escuela porque, según la entidad, los beneficios a largo plazo de la educación en primer ciclo "están probados".

Así, la escolarización durante la etapa de 0 a 3 años tiene un impacto positivo en los resultados de los estudiantes en matemáticas y en ciencias a largo plazo, según el informe Trends in International Mathematics and Science Study (TIMSS) 2019 de la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA), que se publicó este domingo.

En España, el porcentaje de estudiantes que asistió a primer ciclo de Educación Infantil es del 75%, muy por encima del promedio del resto de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), situado en el 52%, y del total de la Unión Europea (UE), 43%.

Esta escolarización temprana permite que el alumnado acceda a la Educación Primaria con destrezas de lectura, escritura y matemáticas superiores al promedio de la OCDE y del total de la UE y, a largo plazo, influye positivamente en el rendimiento del alumnado.

Así, la diferencia en el rendimiento en matemáticas entre los estudiantes que asistieron a Educación Infantil de primer ciclo y los que no asistieron es de cinco puntos en la UE y de 10 en el promedio de la OCDE. En España, esta diferencia crece hasta los 26 puntos, solo por detrás de Suecia, Turquía y Bulgaria. Ocurre lo mismo en ciencias, con diferencias de rendimiento de entre cuatro (UE) y 11 puntos (OCDE). En el caso de España, los alumnos que fueron escolarizados antes de los tres años obtuvieron de media 18 puntos más que los que no lo hicieron.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído