Los bosques europeos son cada vez más vulnerables a los vientos, incendios y plagas de insectos

Más de la mitad de la biomasa forestal de Europa podría perderse en pocas décadas

EP

2 Comentarios

Bosque de pinos
Bosque de pinos

Un estudio internacional, con participación del Image Processing Laboratory (IPL) de la Universitat de València (UV) y basado en Aprendizaje Automático, ha identificado los principales factores de vulnerabilidad al cambio climático de los bosques europeos, como los vientos, incendios y plagas de insectos.

Los datos aportados por los algoritmos contribuirían a mejorar la gestión de dichos ecosistemas naturales. El trabajo aparece publicado en 'Nature Communications', informa la institución académica en un comunicado.

Liderado por el Joint Research Center (JRC) de la Comisión Europea, el estudio --que cuenta con la participación del Max Planck Institute, la Universidad de Florencia, la Universidad de Helsinki y la Universitat de València-- aborda los crecientes riesgos relacionados con el clima en los bosques europeos.

El trabajo explota un gran volumen de datos satelitales y ambientales y, con la ayuda del aprendizaje automático, identifica los principales factores que aumentan la vulnerabilidad al cambio climático de los bosques europeos. Los algoritmos muestran que el 60% de los bosques europeos son cada vez más vulnerables al efecto de los vientos, los incendios y las plagas de insectos.

Estos algoritmos también dan muestra de las características que hacen a cada tipo de bosque más o menos resiliente, lo que podría contribuir a una mejor gestión de estos ecosistemas naturales de cara a mejorar su capacidad de resistencia.

Más de la mitad de la biomasa forestal de Europa podría perderse en pocas décadas debido a perturbaciones naturales provocadas por el clima, como incendios o brotes de insectos, según alerta el estudio.

Los bosques siempre se han visto afectados por perturbaciones como incendios, vientos fuertes y brotes de plagas naturales, pero el cambio climático y la transformación en los usos del suelo pueden incrementar estas amenazas. De aquí la importancia de cuantificar la vulnerabilidad de los bosques a tales perturbaciones, así como sus tendencias a lo largo del tiempo y sobre grandes escalas geográficas como el continente europeo.

El estudio cuantifica y mapea la vulnerabilidad de los bosques europeos a estas tres perturbaciones -fuego, viento y brotes de plagas de insectos-, entre 1979 y 2018, mediante la integración de datos de perturbaciones y observaciones satelitales y mediante el uso extensivo de algoritmos de aprendizaje automático (machine learning).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído