A cabezazos contra los coches: un policía local acaba herido tras mediar en una discusión de pareja la pasada madrugada

Los agentes locales tuvieron que solicitar refuerzos, ya que una veintena de familiares intentaron evitar la detención del hombre de la pareja, el cual intentó agredir a los funcionarios

Policía Local por las calles de Salamanca. Foto archivo
Policía Local por las calles de Salamanca. Foto archivo

La Policía Local ha vuelto a tener una noche de trabajo y control en la madrugada salmantina. El episodio más destacado lo protagonizó un varón pasados treinta minutos de la medianoche, el cual acabó autolesionándose en la cabeza tras intentar agredir a los funcionarios del orden.

Todo había comenzado minutos antes, cuando los agentes localizan en el mismo lugar a una pareja discutiendo acaloradamente. Según confirman fuentes municipales, hombre y mujer niegan que ocurra ningún problema, achacan su actitud a un exceso de alcohol y precisan que ya se dirigen de vuelta a su domicilio. Sin embargo, la discusión solo finaliza momentáneamente, ya que minutos después en la calle Acacias -unos metros más allá de la Avenida de los Cedros- la misma patrulla de la Policía Local detectan a la pareja intercambiando gritos, con la mujer visiblemente alterada y dándole patadas a un camión estacionado en la zona.

Finalmente, la patrulla decide identificar a ambos sujetos. Igualmente, los agentes, siguiendo el protocolo, separan a la pareja y uno de los funcionarios comienza a hablar con la mujer para dilucidar cuál es el problema. El hombre, que se percata de ello, comienza a increpar a su pareja, obligando a los policías a intervenir para tranquilizarle. El hombre no atiende a razones y se vuelve contra los agentes, intentando golpearlos soltando patadas y puñetazos al aire.

La situación comienza a enrarecerse y en el lugar de los hechos se personan en torno a una veintena de familiares del hombre en cuestión, inmiscuyéndose en la actuación policial e intentando evitar la detención del hombre que había intentado agredir a los agentes. Ante esta coyuntura los policías locales solicitan refuerzos. Mientras tanto, el hombre que iba a ser detenido se revuelve y se propina a sí mismo un cabezazo contra un vehículo aparcado, provocándose una herida de considerable gravedad en la cabeza, de acuerdo con la versión policial.

Antes de ser trasladado a comisaria, el hombre es llevado al hospital para ser atendido por las heridas que él mismo se ha autoinfligido. Asimismo, un agente resultó herido leve en un dedo durante la actuación.

Regresan las multas por mascarillas

En resto del trabajo policial durante la madrugada del sábado al domingo se concretó en la plaza de la Reina, donde las patrullas locales impusieron un total de siete denuncias: tres por no llevar mascarillas, tres por orinar en la calle y una por no respetar la distancia de seguridad fumando.  

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído